La Madre Rusia si que sabe de hacer las cosas en grande. Su relación con la música no es la excepción y es por ello que posee uno de los momentos más importantes en la historia del rock.

Volvamos en el tiempo. Rusia, 28 de Septiembre de 1991, en aquél entonces presidente Mijaíl Gorbachov se encontraba trabajando en las medidas para cambiar el sistema político y económico del país después de haberse separado del régimen soviético. Algunos meses después, altos cargos de la URSS llevan adelante un violento intento de golpe de estado que terminó con revueltas y calles llenas de tanques y militares.

Aún así, un mes después, en medio de esta situación caótica se daría pie a uno de los conciertos de rock más grandes de la historia. Logro reunir en un solo día a más de 500 000 personas, aunque diversas fuentes aseguran que la cifra se acerca a los dos millones de asistentes que se dieron cita en el Aeródromo de Tushino, en Moscú, para presenciar el más reconocido festival de rock y metal del mundo, el Monsters Of Rock.

«Los ánimos del público exaltados a través de la música potente y las letras explosivas, además de la situación política del país y la presencia militar convertían el espectáculo  en una bomba de tiempo a punto de estallar.»

Monsters of Rock es una serie de festivales de rock/metal que nacieron en Inglaterra y que tuvo su periodo de mayor actividad entre 1980 y 1996. Durante aquellos años se realizaron muchas ediciones junto a las bandas más reconocidas del género en países como: Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Suecia, España, Bélgica, Polonia, Rusia y ex URSS, Argentina, Chile y Brasil.

SoldadosA pesar del revuelo en toda Rusia, el gobierno decide enviar efectivos militares para mantener el orden en el festival. Los ánimos del público exaltados a través de la música potente y las letras explosivas, además de la situación política del país y la presencia militar convertían el espectáculo  en una bomba de tiempo a punto de estallar. Aunque no faltaron los disturbios, peleas y problemas que detuvieron momentáneamente el recital, la organización logró llevarlo -increíblemente- de principio a fin.

Más allá de las complicaciones, la crisis del gobierno y la preparación que requiere un escenario de esa envergadura para un festival tan masivo, el evento es llevado a cabo siendo un éxito rotundo. Más o menos un millón de personas entregadas al sonido de las fuertes guitarras, saltando y sacándose todo lo que llevaban reprimido dentro por quien sabe cuánto tiempo. Tanto, que hasta algunos de los mismos militares terminaron saltando y coreando al ritmo de la música.

Las bandas no tenían más que una tienda de campaña sin lujo alguno, y ahí debían prepararse, pero la vista al salir al escenario podía calmar la incomodidad en un solo instante. Míralo por ti mismo, si al salir al escenario te encuentras con más de medio millón de almas enardecidas ¿Que importa el camerino?

Terminadas las clases de historia pasemos a las bandas que coronaron esta edición.

ac/dc

EST.

Es una banda de la cual se sabe muy poco. Es originaria de Moscú y formada en 1988. Con apenas 2 discos subieron al escenario del festival más grande del mundo y fueron los únicos rusos en tocar esta vez. Durante su actuación la violencia se hizo incontenible entre la audiencia y no faltaron los altercados con la policía, lo que obligó a detener el show. La primer idea de las autoridades fue cancelar el evento totalmente por lo que la organización tuvo que salir al escenario a pedir paz para poder seguir adelante con el concierto, lo que increíblemente fue bien recibido por los espectadores y la música siguió sonando, a pesar de que varias personas se fueron heridas.

Aquí un poco de la evidencia del paso de E.S.T por el Monsters of Rock mientras tocaban “Bully” y luego de ésta, el equipo a cargo pidiendo paz a los espectadores.

The Black Crowes

Es un grupo estadounidense de hard rock formado en 1986 por los hermanos Chris y Rich Robinson. Para el momento del festival estaban iniciando su momento de mayor fama. Presentaban además su primer disco “Shake Your Money Maker”. En el siguiente video aparecen tocando Everybody Must Get Stoned, que en realidad es un cover de Bob Dylan.

Pantera

La gran banda proveniente de Estados Unidos estaba prácticamente presentando su cuarto álbum de estudio. El mítico Cowboys From Hell que marcó un cambio drástico en la música de la banda, llevándola más lejos del power metal que solían hacer y poniéndola de frente al thrash puro. La presentación de Pantera fue increíble, demoledora, potente. A mi parecer, de las mejores que han tenido. Vean ustedes mismos lo que fue. Esta versión de Domination, quedará grabada en sus mentes mucho tiempo.

Metallica

No hace falta una descripción de ellos, o al menos eso creo. Uno de los 4 grandes del thrash según se dice. Para el momento del evento en cuestión estaban en lo más alto, justo presentando “Black Album”, el disco más vendido de la banda, el más amado por los fanáticos y con la posibilidad de exponerlo a un público más grande que el que la banda había tenido hasta entonces. Una genialidad!

He aquí, Enter Sandman en Moscú.

AC/DC

La cabeza del cartel. El peso pesado de la noche. Llegamos a la última banda, la gran protagonista. Considero que no es necesaria una presentación, ¡Es que son legendarios! Dieron un show explosivo de principio a fin, con un setlist de 16 canciones una más fuerte que otra, y hablando de explosivo, les dejo una de ellas bien arriba.

Ahora, y luego de dar un pequeño recorrido por lo que fue este festival, tan multitudinario y controversial llegamos a la conclusión, al menos en lo que a mí respecta, es uno de los festivales más increíbles de la historia. Es difícil, creo que imposible decir cuál fue el mejor o el peor, lo que no es tan difícil es que se te pongan los pelos de punta al ver cualquiera de las presentaciones en esta edición. ¡Ninguna tiene desperdicio alguno!

Si este no es el sueño de todo fanático del rock y la música en general, no se me ocurre cual pueda ser…