fbpx

Un gran Desafío: Una conversación con Los Abuelos de la Nada

Hace unas semanas pudimos asistir a la conferencia de prensa de Los Abuelos de la Nada, un momento memorable en el que se pudo conversar en directo la nueva formación de una banda histórica en el rock latinoamericano.

El motivo: el lanzamiento de sus nuevos e interesantes sencillos que se fueron publicando durante estos meses. Se trata de algunos temas completamente nuevos y, otros, reversiones de sus emblemáticas canciones durante la etapa liderada por Miguel Abuelo. Pero, en esta ocasión, fue “Lunes por la Madrugada” la canción más mencionada y resaltada. Un tema enorme.

Aquí, en Garaje del Rock, anteriormente hemos hablado acerca de este reencuentro y los detalles de su agrupación. No queda duda que se trata de un tiempo importante para ellos y todo fanático del rock en español.

Si bien la banda cuenta con una cantidad considerable de músicos, casi tanto como en sus etapas principales, para la entrevista se presentaron cuatro integrantes de esta nueva formación. Nos saludaron el Gato Azul Peralta Bodgan, tomando la voz de la banda (y, dato no menor, hijo de Miguel Abuelo), Kubero Diaz a la guitarra, Juan del Barrio en teclados, y Jorge Polanuer en el saxo. Precisamente en ese orden.

La buena onda por parte de los integrantes fue increíble, y llevó a que a muchos de los colaboradores presentes sean abordados por la emoción en algunas de sus preguntas. Y, tal cual, así empezó la rueda. Luego de ciertos halagos, lo primero que se le consultó fue acerca de su estado en general en medio de toda la pandemia, la cual frenó drásticamente la gira pero que, a su vez, dio pie a que el proyecto se encamine aún mejor. Gira que, por cierto, empezó con un gran show y una gran acogida en Lima, Perú.

Complementando, además, con el cómo fue llevada la colaboración con Ricardo Mollo y Manuel Moretti. A lo que, después de mirarse entre comentar que se sintieron sorprendido, dijeron «Energéticamente estamos… ¡estamos bien, estamos con todo!». Añadiendo, «Estamos activos y con muchas ganas de continuar la gira que fue postergada, no interrumpida…»

A partir de ese momento, se dejó ver el ánimo y vivacidad de Los Abuelos, los nuevos Abuelos. Algo que quedó demostrado apenas se le consultó acerca de cuál era la clave para mantenerse ahí, estar vigentes y que su música perdure y puedan seguir trabajando en ello. Para lo que Juan del Barrio, lleno de seguridad respecto a su música, contestó tomando la frase central de la entrevista «No hay clave…la clave es hacerlo. De alguna manera tenemos un contacto con el pasado, pero tenemos un compromiso con el futuro. Ya habrá lugar para aportar nuestra cuota de novedades – que existen – pero en este momento estamos abocados a versionar clásicos de Los Abuelos.»

La cereza de la respuesta llegó al comentar que las canciones que continuarían sería otras joyas de su repertorio como “Costumbre Argentinas” junto a Benjamin Amadeo, “Cosas Mías” junto a Javier Malosetti, y un montón de gente más que los estarían acompañando.

La pregunta Garaje, la que hizo este humilde servidor, trató de abordar un poco más el tema de producción, algo que fue tocado de a pocos. Sobre todo porque, en esta ocasión, más allá de contar con un gran número de seguidores (y me uno a ellos), la banda está frente a un panorama total, pero totalmente nuevo. Por tanto, la guía y búsqueda del sonido tuvo que tomar gran responsabilidad.

Entonces, se hizo un hincapié en el tema y sobre cómo se llevaba hasta ahora la relación con Juan Manuel Almada, su productor, en esta nueva etapa.

Ante la pregunta, Juan del Barrio contestó: «Sí, en primer lugar, todo esto es posible gracias a Eureka Pop, de la mano de Juan. Es él [quien] está bancando toda esta situación, ¿viste? […] Yo sé que, para él, producir esta banda es un compromiso. Él siente el mismo desafío que nosotros…» «…un gran desafío» exclamó Kubero interrumpiendo agradablemente. «Y, bueno, gracias a él también es posible que estemos transitando esta situación.»

Refiriéndose al nuevo sonido, Juan continuó afirmando: «Sí [es que] hay una comunicación incidencia directa entre la producción y los músicos, pero por supuesto que [sí, y] lo tomamos con toda naturalidad. Nos vemos obligados a retocar un poquito los temas…bueno, nosotros, luego de tanto tiempo, lo tocamos de esta manera… ¿Por qué no? Pero lo tomamos con toda naturalidad, como siempre lo hemos tomado.»

Para reforzar la idea, Gato se refirió directamente a su productor resaltando la gran confianza que existió para empezar a trabajar: «Yo, con Juan Almada, no hizo falta (nada)… lo firmé todo. Solamente le di los ojos y firmé». Instantáneamente, Del Barrio preguntó «¿Te enamoraste?», a lo que Gato dijo «Sí, me enamoré” mientras todos se llenaron de risas. A lo que el tecladista acopló «Es algo que a todos nos pasó

Además, hablando de tierras peruanas, la segunda pregunta que se realizó a los cuatro Abuelos fue acerca del encuentro en el escenario con Anthony Zavgil, el imitador de Miguel Abuelo, aquella vez que vinieron a Lima a inicios de año y con quien tocaron algunas canciones.

Polanuer tomó la posta en la respuesta: «Anthony… espectacular, fantástico […] Bueno, fue una experiencia hermosa porque, primero, no teníamos ni idea de él, y fue una sorpresa. Directamente lo escuchamos en el escenario y no lo podíamos creer. Una persona hermosa y entrañable.»

Continuó diciendo «Quedó una experiencia bárbara que también está grabada y sobre todo imagino lo que debe haber significado para él. Alguien que está dedicado a eso…él se siente un Abuelo más». Pero, luego, el saxofonista en un tono reflexivo se corrigió: «Bueno, no solo él. En realidad, todos los músicos [de esta nueva agrupación] sienten a los Abuelos como algo propio. Pero más que nada, él. Fue una experiencia muy linda».

Luego, entre otras, se hicieron dos preguntas pilares que cualquier fanático quisiera saber. La duda fue directa: ¿Por qué se hicieron esperar tanto? Casi al unísono, todos comentaron «Ah, qué buena pregunta. Yo también me la hice.»

Y Polanuer tomó la respuesta nuevamente: «Las cosas llegan cuando tienen que llegar. […] No sabemos por qué no se dio antes, pero sabemos por qué se dio ahora: estamos en lo mismo y queremos darle vuelo a esto.»

Pero fue Kubero quien tuvo la respuesta más emocional de todas: «Cuando se nos fue Miguelito (Abuelo), yo quise responderle a él [quien] un año antes nos había pedido que le respondiéramos: Si él no estaba más, o desaparecía, ¿Los Abuelos iban a mantenerse vivos?” Eso era fundamental para él. Así que yo me siento completamente feliz con lo que estamos haciendo ahora.» Gato, en un tono melancólico, dijo: «Mi papá me pidió que continúe con esto, él quería que continúe.»

La segunda, y una de las más precisas, fue acerca de si tienen pensado invitar a Andrés Calamaro, quien fue el tecladista principal y compañero de voz de Miguel en la banda durante un considerable tiempo. Después de un silencio y miradas compartidas, se respondió: «Andrés está sumado al proyecto al 100%, que él decida. Están las puertas abiertas. Él ahora está en Europa y si aparece, es una sorpresa, pero, la verdad, Andrés no super apoya […] Tiene contratos, mil cosas, pero, ¿Quién te dice que para el Opera no está? Pero Andrés es familia y está. Qué está, está. Daniel Melingo también […].»

¿Por qué el Gato comentó eso acerca del Opera? ¿Qué es el Opera? Se trata de un Teatro en el cual los Abuelos de la Nada (aún con Miguel Abuelo) se presentaron los días 14, 15 y 16 de junio de 1985. En aras de remontar aquellas épocas y ese enorme sentimiento, se apunta a que se realice un concierto con esta nueva agrupación para el próximo año. Algo indudablemente imperdible.

Foto realizada a través de la Rueda de Prensa a Los Abuelos de la Nada

¿Los Abuelos vía Streaming?

Respecto a las consultas de si planean hacer un concierto vía streaming, como tantos otras bandas ante la pandemia, los Abuelos decidieron dejarlo en un veremos. No lo descartan, mas prefieren invertir, tal como comentaron, sus energías en las grabaciones de las reversiones de los clásicos.