fbpx

John Lennon a 40 años de su muerte: las últimas horas del Beatle caído

Publicidad

«Queremos saber en nuestros ojos que los tiempos difíciles han acabado», dijo Yoko Ono y se equivocó.

A las 11 de la noche del 8 de diciembre de 1980, un demente llamado Mark David Chapman, que unas horas antes había pedido un autógrafo a John, le disparó siete balazos en la espalda. Ahí acabó todo.

Mientras el reloj avanza, cada minuto reconstruye y revive las escenas de aquel día en que John Lennon murió. Hoy se cumplen 40 años de la muerte de una de las mentes más creativas de todos los tiempos y en Garaje del Rock reconstruiremos las últimas horas de vida del Beatle caído.

Publicidad

8 de diciembre de 1980 / Nueva York, USA

7:30 AM

Parece ser un día común y corriente. John amanece en el edificio neoyorquino Dakota de la calle 72 de Manhattan, lugar donde vive. Una entrevista, una sesión fotográfica y el retorno a grabar nuevos sencillos junto a su esposa Joko Ono; son parte del plan del día.

John Lennon y Yoko Ono en el frontis del edificio Dakota, lugar donde vivían en 1980.

9:00 AM

John y Yoko salen del Dakota para desayunar en el café Fortuna. Además, se corta el cabello para la sesión de fotos que tiene programada con la fotógrafa Annie Leibovitz para la revista Rolling Stone.

11:00 AM

Llega el momento de la sesión. Conversa con Leibovitz sobre sus ideas para la portada de la revista y le dice que quiere salir desnudo abrazando a Yoko. A pesar de que Yoko no era muy popular y nadie la quería en la portada de la revista, la fotógrafa accede. Estas serían las últimas imágenes que el Beatle pudo posar.

Publicidad
Lennon y Yoko en su última sesión fotográfica para la Rolling Stone.

1:00 PM

Dave Sholin, DJ y productor de radio le hace una última entrevista a Lennon donde éste último, declara: “O vamos a vivir o vamos a morir, considero que mi trabajo no está terminado hasta que esté muerto y enterrado, y espero que eso sea en mucho tiempo”.

5:00 PM

Un fan ubicado al frente del Dakota le pide a Lennon que le firme un autógrafo en su vinil Double Fantasy. El músico le dice: “John Lennon 1980…”, luego le pregunta: “¿eso es todo lo que quieres?”. Lo mira de frente, pero Chapman no contesta. El sospechoso fan y Lennon, son fotografiados en ese instante por Paul Goresh, un fotógrafo aficionado al que Chapman le dice: “Hazme una foto con él, será histórica”.

Lennon se dirige al estudio The Record Factory para pulir los últimos detalles de la canción “Walkin’ on thin Ice”.  Ahí se encuentra con David Geffen, quien le dice que el ‘Double Fantasy’ se ha convertido en “Disco de Oro”. Se quedan en el lugar hasta las primeras horas de la noche. Deja el estudio con la promesa de regresar al día siguiente. Lennon sale con una sonrisa.

Publicidad
John Lennon es fotografiado junto a su fan Mark Chapman.

10:35 PM

John Lennon hace su último recorrido en limusina regresando al Dakota.

10:50 PM

La pareja llega al edificio cuando falta una hora y 10 minutos para la media noche. Debido a que hay un auto estorbando la entrada, la limousina no entra al edificio. Yoko y John salen del auto, él trae una grabadora y algunos casetes en la mano. En el vestíbulo del Dakota una voz murmura “¿Señor Lennon?” Es Chapman, quien saca una pistola. Cuando John gira suenan cinco disparos. El sonido es ensordecedor y el panorama se oscurece.

Dos disparos golpean a John en la espalda, dos en el hombro y el quinto falla. Lennon se tambalea y cae mientras dice: “Me dispararon”. El guardia de seguridad Jay Histings enciende la alarma y llama a la policía. Yoko corre a auxiliar a su esposo; está en shock.

Publicidad

Chapman está en silencio, suelta el arma. No pretende huir. Se quita el abrigo y el sobrero; el conserje patea el arma lejos de él y le dice: “¿Te das cuenta de lo que has hecho?”. Chapman contesta: “Sí, acabo de disparar a John Lennon”.

Mark Chapman de 25 años se convierte en el asesino de John Lennon.

Acto seguido, el homicida, cambia su pistola calibre 38 por un libro, se sienta en un banco cercano y empieza a leer. El volumen que sujeta entre sus manos es El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger. Enfocado en su lectura, no levanta sus ojos del mismo hasta que es detenido por la policía. El empecinado lector y asesino es, Mark David Chapman, un músico de 25 años.

Mark Chapman y el libro que llevó en el momento del asesinato.

10:52 PM

Las sirenas se encienden y John es transportado al St. Luke’s-Roosevelt Hospital Center en la parte trasera de una patrulla

Publicidad

11:15 PM

Después de 20 minutos de esfuerzo y siete médicos intentando revivirlo en la sala de emergencias, John es declarado muerto por haber perdido más del 80% de su sangre. El doctor Stephan Lynn certifica su defunción y, en su informe, describe la causa de la muerte: “Heridas múltiples en el hombro izquierdo y pecho; pulmón izquierdo y arteria subclavia izquierda; hemorragia externa e interna. Shock”. Yoko estalla en locura y niega la muerte.

New York, 14 de diciembre.

«Medio millón de personas se han reunido hoy, domingo, en el Central Park de Nueva York. Es la mayor concentración humana que se ha visto desde el festival de Woodstock, y es para rendir homenaje una de las más grandes mentes creativas de todos los tiempos. Asesinado, precisamente frente al parque neoyorquino, en el vestíbulo de su casa. A las doce en punto se han guardado 10 minutos de silencio, aquí y en todo el mundo, según la petición de su esposa Yoko Ono, y la emoción por el recuerdo del gran músico y por el simbolismo de su muerte como fin del sueño de una generación. Ni reyes, ni jefes de estado han logrado jamás lo que hoy ha conseguido el ex Beatle», narró Jordi Sierra I Fabra, quien escribió una novela sobre Lennon.

Texto por Vanessa Sandoval
Conmemoración a la memoria de John Lennon en el Central Park de Nueva York.
(Photo by AGIP/RDA/Getty Images)
(Photo by Yvonne Hemsey/Getty Images)
Publicidad
Publicidad