fbpx

Detrás del mito: El día que Ozzy Osbourne se “comió” a un murciélago en vivo y en directo

Ozzy Osbourne
Publicidad

El rock es un género tan bello como oscuro a la vez. Hay múltiples anécdotas que desprende de varios sucesos ligados a este tipo de música, pero quizás la que más se ha satanizado y la que más ha hecho que el rock sea considerado “música del diablo” fue cuando Ozzy Osbourne se “comió” a un murciélago en un concierto en vivo y en directo frente a miles de personas.

En realidad, no lo comió de manera literal, si no que el arrancó la cabeza a un ejemplar de este animal que, para más inri, su forma de vida se relaciona con la oscuridad, como si fuera una creación del maligno. Al parecer ese día los astros se unieron para que este evento sea mal visto durante varias generaciones, e incluso sea un motivo más para catapultar al rock como algo negativo.

En este artículo hablaremos del día en el que Ozzy Osbourne, el Señor de las Tinieblas, hizo historia, causó conmoción y creó uno de los mitos más difundidos de la historia del rock.

¿Qué sucedió?

El 20 de enero de 1982, Ozzy se encontraba de gira promocionando su último álbum como solista: “Diary of a madman” lanzado en 1981. Ozzy siempre se ha caracterizado por ser una persona excéntrica, y en ese momento no era la excepción. Su look gótico y muy obscuro para la época hizo que se estigmatizara sobre el trasfondo de sus canciones.

No solo eso, si no que también ya había protagonizado una serie de altercados. Sharon Osbourne, esposa del cantante, consiguió unas palomas como símbolos de la paz en una reunión que Ozzy tendría con directivos de la cadena de televisión CBS. Sin embargo, el cantante le arrancó la cabeza a una de las aves. Estos animales iban a ser liberados al final de al reunión, cosa que al final no sucedió.

Esto quizás esto fue el preludio para lo que vendría después.

El concierto

En la ya mencionada fecha, Ozzy se presentó junto a su banda en el estado de Iowa, Estados Unidos. Mark Neal, un seguidor de él, quizás influenciado por el suceso de las palomas, fue con un murciélago escondido al show. Cabe resaltar que el animal ya estaba muerto según indican, aunque otros aseguran que estaba vivo.

Lo que pasó después sería historia. En medio de la algarabía, lanzaron el murciélago al escenario, el cual le cayó a Ozzy. Él pensó que era un juguete de goma, el cual en un acto de rebeldía mordió, dándose cuenta de la manera más terrible que era un animal de carne y hueso.

En su libro de memorias “I am Ozzy”, detalló más acerca del suceso que le cambió la vida para siempre.

«Inmediatamente, sin embargo, algo se sentía mal. Muy mal. Para empezar, mi boca se llenó instantáneamente de este líquido cálido y sombrío, con el peor gusto que puedas imaginar. Podía sentirlo manchando mis dientes y corriendo por mi barbilla. Entonces la cabeza en mi boca se contrajo. Oh, jódeme, pensé. No fui a comer un maldito murciélago, ¿verdad?».

Inmediatamente después del evento, Osbourne fue llevado a Broadlawns Medical Center para ser vacunado contra la rabia, ya que al parecer el animal lo atacó. Hay dudas sobre si el animal estaba vivo o no, pero lo cierto es que Ozzy le arrancó la cabeza al murciélago pensando que era un juguete.

El mito en la cultura popular

Este hecho ha sido parodiado muchas veces. Una de las más destacadas es una en la película “El Hijo del Diablo” del año 2000. En la escena, Ozzy sale del suelo y le saca la cabeza a Adrian, uno de los villanos del film convertido en un murciélago.

Sin duda, uno de los hechos más controvertidos de la historia del rock y que sin duda quedará para el recuerdo.

Publicidad