Kendrick Lamar fue demandado por plagio en “LOYALTY”

¿La tercera es la vencida? Kendrick Lamar, el conocido rapero norteamericano, fue nuevamente demandando por el derecho de una de sus canciones. Esta vez, por el productor Terrence Hayes, quien acusa a Lamar y a su equipo por ser cómplices del plagio a su propia canción en el tema ‘LOYALTY’.

Tal situación se viene desarrollando desde el 21 de agosto de este año a través de la Corte Federal de California.  Hayes, el demandante, a tres años desde su lanzamiento, asegura que ‘LOYALTY’ toma partes de su canción sin ningún permiso y camuflada con mezclas entre sintetizadores, samples y, además, relentizada para que nadie se dé cuenta del hecho.

«La canción infractora copia porciones sustanciales cualitativas y cuantitativas de la pista en cuestión, incluido el mismo título de la canción, un tema similar, combinaciones y estructuras de notas sustancialmente similares, melodías, temas, ritmo y patrones de patadas y cajas», comenta el productor tal como afirma Music Business Worldwide.

Para entender su queja, hay que situar a cada personaje en su papel correspondiente. Revisando el reporte final publicado y compartido por Music Business Worldwide, se explica que Terrence Hayes trabajó en una canción (el cual alega haber sido copiado) junto a otro músico llamado Josef Leimberg (quien trabajó anteriormente como compositor para Lamar) en el estudio Ironworx Creative Recordings. Casa de grabación donde habrían quedado registradas las sesiones de los artistas.

¿Y cómo es que estas sesiones llegarían a manos de Kendrik? Pues, es en este punto donde aparece Terrance Martin, el colega de Josef Leimberg (anteriormente comentado) y uno de los compositores y productores de ‘LOYALTY’. Aquí yace la conexión.

De esta manera, según se afirma en la demanda, es como es que habrían accedido a la canción de Hayes pues, debido a la amistad que mantiene Leimberg con Martin, este le abría brindado la facilidad para tomar el tema para luego copiarse del nombre, melodía, armonía y ritmo.

Así como se le acusa al famoso rapero y a los allegados involucrados en el tema (los personajes mencionando en los párrafos previos), dentro de la demanda también se culpa al sello discográfico “Top Dawg Entertainment”. Pues, al ser parte de la gestión de la canción y – aparentemente – conocer del tema, adquieren cierta responsabilidad.

Para reparar estos ‘daños’ ocasionados. El productor exige que «[…]se le otorguen todas las ganancias de los acusados y cualquier otra ventaja monetaria obtenida por los acusados ​​a través de su infracción, la suma exacta que se demostrará en ese momento de juicio».

Otro más a la lista

Un caso tal vez similar se está llevando a cabo a través de una demanda realizada a Led Zeppelin por su canción ‘Starway to Heaven’ pues lleva un riff parecido al de la canción ‘Taurus’ de la banda Spirit. Si deseas ver la nota, dale un click aquí.

Texto por Ryu Endo Orosco