‘Stairway to Heaven’ podría volver a los tribunales por derechos de autor

La denuncia data del 2014. En aquel año, Michael Skidmore, el representante de la herencia del guitarrista de Spirit —la banda denunciante— presentó su denuncia contra Led Zeppelin por los derechos de su famosa canción ‘Stairway to Heaven’.

Para entender mejor este problema que lleva siendo polémica por más de cinco años en las cortes de Estados Unidos, hay que revisar la canción “Taurus“, de Spirit, la cual lleva un riff similar (segundo 0:44) a la canción de la banda británica.

Según, Skidmore las dos canciones tienen progresiones similares e intuye que la banda pudo haber compuesto la canción (el supuesto plagio) después de una gira con Spirit. Y la controversia aumenta al mostrar que ‘Taurus’ fue escrita en 1968; mientras que, la otra, en 1971. He ahí el detalle.

En un primer momento, quien ganó la demanda fue Led Zeppelin en 2016. Sin embargo, la corte de apelaciones de dicho país ordenó volver a citarlos en 2018. Tal cita, incluso, está colgada en YouTube por la cuenta oficial del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos.

Luego de dos años, a mediados de inicio del año, tal corte volvió a fallar a favor de la banda de Robert Plant y Jimmy Page. Asegurando, nuevamente, que la canción no infringía ningún tipo de delito respecto a los derechos de autor respecto a la canción de la banda Spirit. Hasta ese momento, todo bien.

Pero, evidentemente, la parte descontenta fue la del denunciante, Michael Skidmore, quien, ante la respuesta de la corte, ingresó un nuevo pedido para que su denuncia sea considerada y procesada nuevamente.

Nos obstante, ahora apuntaría a la Corte Suprema de los Estados Unidos. Tal como afirma NME, los representantes de la Spirit comentaron: «La opinión [del Noveno Circuito] es un desastre para los creativos cuyo talento a menudo se aprovecha. De la misma manera, es un regalo para la industria de la música y sus abogados, recibido con entusiasmo, por un circuito cuyo propio juez una vez observó: “Nuestro circuito es el más hostil para los propietarios de derechos de autor de todos los circuitos”».

¿Pero es o no es plagio?

Más allá de la decisión que haya tomado la corte y esté próxima a tomar, puedes analizar musicalmente lo que está pasando entre las dos canciones. Tal como lo explica Rick Beato, músico, productor, compositor y educador, si bien ambas canciones se encuentran en la afinación de La menor (Am), la coincidencia se trata de una progresión ‘cliché’. Es decir, algo que han utilizado (y lo seguirán haciendo) varios artistas a lo largo de la historia. Una progresión que, como lo afirma Beato, propia de muchas influencias musicales. En el video menciona, incluso, otras canciones que tienen la misma progresión. Entonces, solo queda sacar nuestras propias conclusiones.

Texto por Ryu Endo Orosco