Adolescente fallece por presunta sobredosis en el Festival Leeds en Inglaterra

Una adolescente de 17 años murió a causa de una presunta sobredosis de drogas en el Festival Leeds en Inglaterra. La policía de West Yorkshire llegó al festival luego de recibir el informe de que la muchacha falleció a las 3:40 de la mañana de hoy, 24 de agosto. Consecuencia de ello, un chico de 17 años fue arrestado bajo sospecha de suministro de drogas. Hasta el momento, él se encuentra en custodia de la policía.

«Nuestros pensamientos están con la familia de la niña que murió», dijo el comandante de policía del Festival Leeds, el superintendente Matt Davison. «Contamos con oficiales de enlace familiar que los apoyan y han pedido que se respete su privacidad en este momento extremadamente difícil. Si bien la causa exacta de su muerte aún no se ha establecido, la información que tenemos indica que ha tomado una combinación de drogas. Este es un incidente trágico y espero que sirva como un recordatorio oportuno para otros del riesgo de tomar sustancias ilegales, particularmente cuando se mezclan diferentes tipos de drogas y se bebe alcohol».

A pesar de que se desconoce qué sustancias -si es que las hubo- fueron las que causaron el deceso de la menor, está comprobado que en el festival circulan alta variedad de estupefacientes. Según informó Leeds Live, dentro del reciento la policía halló píldoras denominadas ‘Donkey Kong’, ‘Trump’ y ‘Skype’, las cuales tienen tres veces la dosis promedio normal para adultos.

Melvin Benn, director de Festival Republic, la compañía responsable de organizar el Festival Leeds, dio declaraciones a NME sobre lo ocurrido: “Decir que estamos profundamente tristes por esta tragedia es un eufemismo. En este punto, imploramos a los medios que respeten los deseos de privacidad de la familia en este momento devastador. La policía de West Yorkshire ha tomado medidas contra aquellos que pueden haber suministrado las drogas, y seguiremos trabajando con ellos como de costumbre».

Un episodio fatal que se repite

El consumo de drogas por parte de menores de edad se está convirtiendo en un problema endémico en el Festival Leeds. Hace tres años, Lewis Haunch, de 17 años, se derrumbó y murió después de tomar éxtasis en dicho evento. «Me gustaría aprovechar esta oportunidad para recordarle a cualquiera que asista al Festival Reading y Leeds que no hay una forma segura de tomar drogas prohibidas y que no hay drogas prohibidas seguras», concluyó Benn.