Santa Madero: «Lo que estamos lanzando tiene algo importante que decir»

Santa Madero emergió sin previo aviso, como la mayoría de las bandas que logran hacerse de un espacio en la escena musical limeña. Un buen sencillo les bastó para aparecer en el radar. Poco después de lanzar “Pero Frágil” la atención de una considerable porción del público y varios entendidos fue dirigida a la agrupación nacida en Chaclacayo. Hoy tras varios de meses desde su inesperado e intempestivo ascenso, Santa Madero continúa trabajando por hacer de aquel destello una luz de intensidad continua y regular, quieren que ese gran momento se convierto en el estado de su presente y futuro. Hoy les toca pensar en el primer disco.

Cuando estaban en medio del Fundo Cemayu en Oxapampa, ellos aún tenía la idea de publica un EP, una producción con pocas canciones que marque su primer paso en la profesionalización, saldría además en este año. En cambio, ahora, tras publicar su tercer sencillo titulado “Cámara”, Santa Madero va un objetivo mayor: un larga duración. Obviamente la fecha de lanzamiento se posterga, tendremos que esperar más.

«Ya no vamos a hacer un EP, porque tenemos bastante material y tenemos bastante concepto. Vamos a lanzar un disco y para hacerlo completo y bien hecho, pues se lanzará el próximo año», se sincera Karina Castillo, vocalista de Santa Madero.

¿Cómo será el primer disco de Santa Madero?

Una canción es insuficiente para determinar el estilo de una banda. No podemos juzgar solo por las características de un sencillo el género musical al que pertenecen. No, al menos, en estos días, que la fusión ha terminado por invadir la industria musical local e internacional. Incluso con un disco resulta complicado, pero da más pistas. Santa Madero no toma reparo en ello. No quieren que un primer disco defina el espectro musical al que pertenecerán en adelante, el mismo con el que el público los reconocerá. «Creo que lo del estilo puede variar mucho», dice Karina.

Dan Joe Salazar, el tecladista, redondea la idea: «De todas maneras estamos más asentados en el pop. Por ejemplo con “Cámara”, que es una canción bastante pop, y a la vez es bien distinta a “Pero Frágil”. Yo creo que se podría hablar de un género al centro, que es el pop. Pero son tantas opciones dentro de ese género del centro que podremos encontrar canciones bien distintas entre sí».

Y no queda solo en la música. Hacer en estos días un álbum es comprometerse a armar algo más complejo que el solo conjunto de canciones. Hoy se exigen mensajes, historias. «Lo que por ahora tenemos de inspiración son como grandes maestros de la música. Puede ser como medio inspirado en ellos y pueden participar en la portada. Gente que admiramos y cosas así. Pero a parte de eso, ahora también las canciones que tenemos todas son parte de una misma historia. Eso también puede verse reflejado en el disco. Así que al final decidimos hacerlo totalmente conceptual porque como recién estamos en el proceso las decisiones no están totalmente tomadas, pero tenemos una idea», explica Karina.

Rodolfo, bajista de Santa Madero, agrega: «Puede variar en realidad el concepto en sí conforme vayamos desarrollando la música. Todavía falta otra cantidad que puede salir con cosas ahí. Lo que siempre hemos tenido en mente, al menos Dan y yo que hemos conversado acerca de eso, es hacer un disco conceptual que siga una historia, como dijo Karina, y creo que ese es el concepto base, porque además los videos que hemos hecho para lanzar “Cámara” tienen cierto concepto, cierta historia narrativa si quieres ponerlo así. Siempre hemos tenido esta idea por hacer esto. Pero no necesariamente quiere decir que vaya a ser así».

«Sí, de todas maneras nos estamos inclinando a lo conceptual. Durante el proceso cada uno y también juntos estamos enriqueciéndonos de bastante arte y, en general, tal vez lo podemos llevar a algo más cinematográfico. Es como que todos estamos creciendo y dándonos cuenta de qué cosas son las que realmente nos inspiran. Y de todas maneras queremos que eso se vea reflejado en el disco».

“Hola, soy Santa Madero. Mucho gusto”

Todo primer disco es una carta de presentación, la primera fotografía de un paisaje más amplio que será la producción del artista. De todo ese espacio que le rodea, escoge una sección y es la que captura y muestra a los demás. De eso dependerá si el público se anima a ver el resto de postales o si, cautivado, irá a visitar dicho lugar y con qué frecuencia lo hará. Determina mucho lo que la gente esperará del artista en adelante. ¿Qué impresión generará el primer disco de Santa Madero? Para Dan, el tecladista, es muy importante que la música que desarrollen tenga como característica que pueda funcionar en más de un lugar.

Trampolín a la fama

Un día publicas un single, y al siguiente sales en los principales diarios de la ciudad. En estos días, tan solo una canción nos separa de una vida de artista. Solo una composición es la puerta para que nos vean, para que nos escuchen, para que un grupo de personas se aprendan nuestro nombre y nos defiendan a capa y espada de las maliciosas críticas de nuestros enemigos. Eso sí, tiene que ser una buena canción, una buena composición. Caso contrario, nos encontraremos solamente con las burlas, el deshonor, la afrenta de una multitud desconocida.

Cuando Santa Madero lanzó su single, ellos no tenían idea de lo que iba a pasar. Poco después de ese atrevimiento fueron testigos de la justicia que parece inexistente: una buena canción, elaborada y pensada, tuvo éxito. Ellos son conscientes de su buen trabajo. Saben el motivo de su acelerado ascenso. «Si tuvimos un gran despegue fue cuestión de que la canción que lanzamos fue un buen producto y felizmente gracias a que esas decisiones amateur nos funcionaron», recita Karina.

Y continúa la vocalista: «Entonces hemos estado como bastante tiempo trabajando solo nosotros, después incluimos a Cristina. Pero Cristina tampoco tenía demasiada experiencia en el campo del management, pero aún así nos ayudó bastante en el proceso de despegue de la banda. Ahora sí ya tenemos un quipo de trabajo mucho más establecido. Aún estamos con Cristina, pero también estamos con un par de persona más. Estamos con Jean. Jean es ahora nuestro mánager».

El problema del rápido ascenso es que, como al público, te toma por sorpresa. Entonces te ves superado por las circunstancias. No sabes qué hacer. Tienes que improvisar. Eso mismo le pasó a Santa Madero, por ello luego de su repentino éxito, atravesaron la reciente etapa de desapercibidos. «Ya no hacemos las cosas porque nos parece que podrían funcionar, sino en base a estadísticas, en base a lo que funciona en el mercado. Nos permite también trabajar a nosotros en nuestro propio arte. Porque otras personas se van a estar encargando de lo marketero».

«Creo que cuando empezó todo esto, nadie se esperaba que iba a tener tanta atención», reconoce Francisco Zaragoza, baterista. «Lo que sucedió fue que la canción pegó súper bien y no pensamos que íbamos a tener todas esas tocadas y toda esa atención. Entonces nos agarró un poco en frío. O sea no enfocamos en tocar, no enfocamos en hacer bien las cosas».

«Creo que fue la decisión de profesionalizarnos», retoma la palabra Dan. «Si bien las cosas se calmaron en el exterior (o sea, la gente no sabía mucho de nosotros), adentro de todo esto nos estábamos organizando. Tener un plan estricto, organizándonos cómo vamos a hacer con los shows. Organizado incluso cuestiones de luces, cuestiones de visuales. Todo eso hemos estado haciendo y seguimos. Entonces es como que sí, la cosas se calmaron, pero ha sido una gran oportunidad para hacer las cosas bien y poder demostrarlo en los meses que vienen».

De cara al primer disco

«Lo que hemos estado haciendo para los lanzamientos es tomar un aproximado de seis meses entre cada uno. Esto ha pasado con “Pero Frágil”, “Linda Hamilton”, va a suceder con “Cámara”. Lo que tenemos planeado para el disco es algo parecido. Estamos manejando unas fechas entre aproximadamente marzo o abril del próximo año. Hemos tenido algunos problemas. Respecto al trabajo dentro de lo que es la visión de las canciones, pero es algo que todavía estamos conversando ya que una idea que tenemos».

Se viene el nuevo disco de Santa Madero, la banda comenta que el proceso será calmado, con las pausas y los tiempos necesarios. «No vamos a hacer algo que no nos guste. Nos vamos a tomar nuestro tiempo, pensar en cosas», indica uno de los miembros. La prioridad para este nuevo disco no es la pronteza su lanzamiento, sino su calidad. «Teniendo en cuenta que somos una banda de música, siempre lo que más debe ocuparnos son las canciones. Y yo creo que lo que estamos lanzando tiene algo importante que decir. Siempre está sonando bien. Es lo que más nos preocupa».

Sin embargo, el tiempo apremia. Funciona así en la música. Debes aprovechar tus buenos momentos para continuar produciendo, para permanecer en la mente del público. Sencillo no es, porque tienes que presentar buenas obras, que gusten, nada muy parecido a tu anterior. «Vamos aprendiendo en el camino y si sacas el primer disco, es un lienzo en blanco que tenemos la oportunidad de meterle lo que queramos. Tenemos que pensarla bien de todas maneras, es nuestro hijo, digamos», dice Karina.

«Entonces es así, demora un poco y es un proceso muy lindo de todas maneras; un poco lento, pero es parte de. No sabemos porque en el arte todo es bien relativo», continúa la vocalista. «Es bueno tomarnos nuestro tiempo porque sabemos que va a haber con el que vamos a estar satisfechos. Estamos de acuerdo y tenemos los pies bastante en la tierra y sabemos que así es el proceso y si lo vamos a hacer bien, pues tenemos que pasar por cada etapa. Ya después se verá cómo será. Supongo que será mucho más rápido, mucho más… No sé, las cosas van a cambiar… con suerte», termina por reír Karina.

«Somos prácticamente como una pequeña familia y todos somos muy diferentes», dice Dan, «Tenemos que aprender cómo y con la producción. Como nos damos el tiempo de probar mil cosas, de cómo puede ser una canción, creo que aún hay que aprender a aligerar el paso».

«Sí, con la experiencia poco a poco vamos a ir dándonos cuenta cuál es la manera más efectiva de aprovechar el tiempo, porque muchas veces nos hemos estancado en algo y hemos quedado pensando cómo darle la vuelta», explica Rodolfo.

“Cámara”, el nuevo sencillo

«Mientras va pasando el tiempo vamos aprendiendo más, porque, por ejemplo, para “Linda Hamilton” y “Pero Frágil” se demoró su tiempito en terminar de producirlo (“Pero Frágil” más que nada), pero, de verdad, te sorprendería lo rápido que hicimos “Cámara”. Porque con “Cámara” todo fluyó bastante; o sea, hemos estado en un momento súper creativo, súper fértil en cuestión artística. Entonces era como que cada quien lanzaba una idea. Los días de grabación han sido siete sesiones (siete u ocho). Ha sido como que cada día teníamos algo que aportar a la canción y cada día la canción estaba más completa».

Santa Madero cuenta que se adapta cada vez más a la vida del artista. Con un tercer sencillo publicado y varias presentaciones en el historial, el conjunto de Chaclacayo, asume mejor la tarea de producir canciones con gran acabado. «En verdad hemos estado siendo bien exigentes en cuanto a la música», dicen, y no parece que mientan. A pesar de contar con las herramientas idóneas para grabar sus canciones, tratan de llegar siempre a la mejor versión de sus canciones. «Todo ha sido como casero y aún así apuntando a la mayor calidad sonora posible», aseguran, pero aún así, preferirían trabajar con el mejor equipo posible: «Si alguien quiere ayudarnos leyendo esto, buscamos auspiciadores».

¿Y una incursión por otros géneros?

¿Qué ocurre con los géneros musicales puros? ¿Es acaso imposible que una propuesta musical tenga gran éxito comercial sin que sea producto de la mezcla de dos estilos musicales? Las canciones no son lo que solían ser. En estos días la fusión es lo que más público atrae. ¿Es una obligación del artista para sobrevivir en el mainstream juntar su estilo con otros géneros?

«Sería una mentira decir que no consideramos que está pasando a nuestro alrededor al momento de tomar decisiones de la banda o, en todo caso, decisiones de estilo, artísticas; pero siempre, por más que lo consideremos (que sí lo hacemos), lo más importante va a ser el comentario que queremos dar, la intención que tenemos, artísticamente hablando. El mensaje, en todo caso. Eso va a estar siempre en primer plano», asegura Francisco.

«No creo que nos vayamos a encontrar en una situación de tener que lanzar un mix reguetonero porque eso es lo que está de moda y tenemos que estar de moda», dice Karina. «No creo que eso pase jamás. Y si algún día hacemos como que ritmos urbanos, va a ser un proceso orgánico y va a ser porque queremos y nos inspiró. Porque de todas maneras sí nos gustan esos géneros. Entonces, quién sabe tal vez se refleje en alguna canción o en un disco, pero no lo vamos a descartar para nada el fusionar otros géneros. Pero definitivamente será un proceso natural y va a ser una decisión totalmente artística. No creo que sea para actualizarnos o cosas así».

«Y aparte siempre es complicado. Ir por otros géneros requiere más tiempo, más trabajo; es decir, tanto Dan como yo y Pepe somos músico que hemos tocado la mayor parte del tiempo Pop y música así», reconoce Francisco. «No somos músicos que hacen eso, simplemente porque es complicado. Toma tiempo aprenderlo».

«Si lo vamos a hacer, vamos a querer dar la talla. Vamos a querer darle los honores al género. No es solamente tomar un género y decir “Ah, lo hacemos porque sí”. Cada género musical requiere cierto respeto. Y sí, nosotros respetamos mucho los distintos géneros. Entonces, cuando pase eso con Santa Madero, supongo que será resultado de un trabajo y una investigación», remarca Karina.

El caso Rosalía

Y hay buenos ejemplos de lo que logran su cometido al amalgamar géneros. Uno de ellos es el caso de Rosalía, quien hoy compite por el Grammy hasta en cinco categorías. Un éxito de este tipo no pasa desapercibido para el resto de artistas, tampoco para Santa Madero. «Yo creo supo fusionar de una manera que funcionó tanto con la crítica como con el público, pues elementos urbanos o de trap con elementos suyos, locales; pero hay una contraparte, ¿verdad?», dice Francisco. Es cierto, incluso propuestas logradas como la de Rosalía encuentran resistencia en alguna parte del público. También, efecto contrario, hay quienes ven una oportunidad.

Si te imitan es porque estás haciendo las cosas bien, recita el dicho. Luego del éxito obtenido por Rosalía muchos fueron los artistas que intentaron emular su fórmula; sin embargo, no llegaron al mismo resultado. «Se volvió tendencia, una idea a tomar en cuenta y como no está el trabajo de por medio en el proceso se nota finalmente», dice Francisco. «Rosalía de hecho hizo un gran trabajo, porque sabemos que Rosalía estudió muchos años flamenco», complementa Karina.

«Hay un proceso detrás», dice uno de los miembros y otro agrega: «Claro, hacer música porque te gusta es bravazo, pero también siempre hay como que una investigación detrás; sobre todo si vas a mezclar géneros que son como que representativos de tu país. De todas maneras le debes cierto respeto». Un tercero agrega: «Cada quien decide cómo va a hacer las cosas. Si lo haces sin proceso, tu producto finalmente va a ser un producto principiante, sino, pues no lo va a ser. Pero justamente esta es la contraparte y no queremos caer en eso así que, en su momento cuando decidamos incursionar en otros géneros va a haber todo un trabajo de por medio».

«La gente siempre va a ser hater. Siempre va a encontrar algo qué criticar, pero siempre y cuando tengas tu trabajo hecho correctamente, de una manera respetuosa y con los medios adecuados, con los implementos adecuados, a mí siempre me va a parecer admirable», finaliza Karina.

El soundtrack de la vida de Santa Madero

El más importante bagaje de un músico, son las melodías que los acompañan a lo largo de su vida. A sabiendas de esto, la hoy extinta revista La Mosca en la Pared creó una sección titulada “El soundtrack de mi vida”, donde mediante diez preguntas escudriñamos en los gustos y preferencias musicales de cierto artista.

Para esta ocasión, resulta muy difícil hacer las 10 preguntas a los integrantes de Santa Madero. Solo dos serán las empleadas: (1) “¿Cuál es el disco que más te ha influido en la vida?” y (2) “¿Cuál es el disco que quisieras que tocaran en tu funeral?“. Estas fueron sus respuestas.

Karina:

  1. Hay un disco de este año que se llama Titanic Rising, que es de Weyes Blood. De verdad ese disco me ha cambiado la vida. Sé que tiene críticas muy buenas, también tiene críticas muy malas. Está como que tiene ambos lados de la crítica, pero ese disco me ha gustado mucho y me ha inspirado bastante, porque fusiona varios géneros y varios sentidos. No sé cómo decirlo, fusiona varios sentimientos también que como que me han acompañado en mi vida y es un disco bastante cinematográfico y eso es algo que a mí me encanta. Entonces, no sé, siento que esa chica Weyes Blood pudo encontrar la manera perfecta de fusionar todo lo que yo quería hacer o lo que yo quería decir. Me siento muy identificada con ese disco y las letras son muy bonitas. Sí, creo que es disco me ha cambiado la vida. Ahora mismo estoy muy influenciada por ella. Al mismo tiempo tiene las mismas influencias que yo tengo, entonces me gusta un montón. Puedes encontrar influencias en ella de George Harrison, de The Carpenters y eso es algo que para mí es básico, son como mis influencias más directas.
  2. En mi funeral, un disco que pongan no sé; pero mi canción favorita de la vida es “Copacabana” de Barry Manilow y es una canción súper alegre, pero me gustaría que la pongan en mi funeral.

Rodolfo:

  1. Creo que para la etapa en la que estoy, el último disco que me influenció de gran manera fue el Blackstar de Bowie, que fue mi soundtrack por más de un año, por más de dos. Mi bajista favorito está ahí y un montón de músicos jazzeros que admiro demasiado. Es genial, es súper oscuro el disco y la forma en que está todo grabado. O sea, cada vez que me siento a escucharlo, lo tengo que escuchar de inicio a fin porque es como que toda una experiencia sonora que te ataca. Es bien agresivo y triste.
  2. “Painter Song” (Karina: Oh, esa es mi canción con Rodo, es que somos mejores amigos y cuando Rodo se fue a Canadá, le dediqué esa canción). “Painter Song” de Norah Jones. Era disco, ¿no? Yo pondría una playlist con Norah Jones, con Los Panchos… Hay una canción que por alguna razón tiene mi abuelo en Spotify que es una polca criolla y también la pondría ahí.

Francisco:

  1. Alguien que ha influenciado un montón en mi vida, mejor dicho este año, donde he tenido un acercamiento más próximo al arte, algo que he estado escuchando un montón y, como dice el título, sería mi soundtrack de por los menos los últimos seis meses es Kendrick Lamar. Lo he escuchado un montón, yo no conocía de ese género casi nada, pero desde que lo he escuchado el año pasado, de verdad ha influenciado un montón. Y si tuviera que elegir un disco es un poco difícil, tiene muy buenos discos, pero creo que me quedaría con el Untitled. Explora cosas que no solo son del género. No es como rap que uno se espera encontrar ya sea en la radio o cuando te dicen rap lo primero que se te viene a la cabeza. Él explora un montón de sonidos, un montón de géneros dentro de ese disco y es un poco de lo que buscamos nosotros también. Ha inspirado demasiado diría yo en cómo veo la música ahora y como la escucho. Y también creo que ha tenido un impacto en como veo géneros que tal vez no son tan apreciados; es decir, el rap siempre ha sido tal vez no marginado, pero no siempre bien visto, igual que el reguetón y otros géneros que tal vez la gente los ve como simples o de poca importancia o trascendencia y sin duda me han enseñado a no caer en esas opiniones.
  2. A mí siempre me gusta mostrar música a mis amigos que trato como que enseñarles ahí lo que puedo. A veces no les importa, pero igual lo hago. Creo que pondría de todas formas algo de The Beatles. Yo siempre he escuchado los Beatles. Tal vez ahora no escucho en realidad, pero siempre ha formado parte de mi formación y ha sido demasiado importante en mi vida desde que tengo siete años, tal vez, entonces no podría elegir otra cosas que no sean los Beatles. Creo que pondría algo así como… Me gusta el Magical Mytsery Tour.

Dan:

  1. No sé si es el disco que más me ha inspirado, pero definitivamente es uno de ellos, que es el quinto disco de Kanye West, el rojito, que se llama My Beautiful Dark Twisted Fantasy. A mí me parece bien curioso porque yo siempre escucho entrevistas respecto a rap como género en internet, y mucha gente, muchos críticos opinan que desde los noventa hasta la fecha no ha aparecido un nuevo disco clásico en el género. Yo podría aceptar eso, excepto por este disco. Yo creo que es un disco necesario y para mí es un antes y después, tanto en el género como en general. O sea, para mí, Kanye West es un antes y un después en la música, pero ese disco yo creo que es un antes y un después en lo que respecta al rap y en general a lo que respecta a lo que es pop no como género sino pop porque está sonando en esta época del siglo XXI. Es un disco determinante. O sea, es una cuestión que nadie se imaginaba que iba a salir por todo lo que había pasado en el momento al artista, pero es tremendo. Para mí, es un disco perfecto.
  2. Respecto al disco para el funeral, hace poco por alguna razón volví a escuchar José José. A mí siempre me ha encantado. Hay un disco suyo, creo que es de los setenta, que se llama La Nave del Olvido. Ese es un disco que justo hace poco estaba pensando que me parecía un disco perfecto para ponerlo en un funeral o en alguna reunión con alguna intención, como qué se yo, porque ha muerto un amigo pero no es necesariamente un funeral, sino después, algo por estilo, su aniversario. Entonces, sí, creo que escogería ese.