fbpx

Nirvana en Argentina 1992: ¿el peor concierto de su carrera?

Publicidad

Desde inicios de los noventa, Nirvana empezó a consolidarse como una de las bandas más populares del género grunge en el mundo. Kurt Cobain, Dave Grohl y Krist Novoselic empezaron a conquistar al público rockero con sus líricas y que según Anthony Carew del sitio About.com, definió enteramente la década de 1990.

La cumbre del éxito les llegó en 1991, cuando lanzaron su álbum más popular el cual los catapultó al éxito mundial: ‘Nevermind‘. Este disco influyó mucho en la industria musical global. Las canciones más conocidas se hicieron populares entre la fanaticada de la época, e incluso “Smells Like Teen Spirit” se volvió el himno de toda una generación que hasta el día de hoy mantienen en sus memorias la primera vez que la escucharon.

Este álbum hizo que la banda aliste maletas y se embarque en una gira por varias partes del mundo para promocionar este disco. Lo que muchos no se esperaban es que la banda confirmó su llegada a Latinoamérica, siendo Brasil y Argentina los únicos países de la región en los que ofrecieron un concierto en toda su historia. Aunque, según palabras de Dave Grohl, estas presentaciones fueron un “viaje de fin de semana” y no parte de su tour. Sin embargo, Novoselic destacó que se había llevado una buena impresión y que posiblemente regresarían, hecho que no sucedió por la muerte de Kurt en 1994.

Entrevista a Krist Novoselic y Dave Grohl en Argentina, cobertura de TV Chile

Sin embargo, en Argentina las cosas no salieron como fueron planeadas. Una audiciencia irrespetuosa que hizo enojar a Kurt Cobain fue el caldo ideal para catalogar al concierto como uno de los peores en los que la banda ha ofrecido, pero que otros, a pesar de todos estos hechos, indicaron que el setlist fue el mejor que la banda pudo tocar.

En esta nota, revisaremos lo que sucedió en el concierto que ofreció Nirvana el 30 de octubre de 1992 en el Estadio José Amalfitani de la ciudad de Buenos Aires. Así mismo, analizaremos el setlist que Kurt cambió a último minuto a manera de “venganza” por el comportamiento del público.

¿Fue el concierto de Nirvana en Argentina, el peor de su historia?

El arribo a Buenos Aires

La banda aterrizó en Argentina el 29 de octubre de 1992 en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. Llegaron junto a Courtney Love y Frances Cobain, esposa e hija de Kurt respectivamente; la banda telonera del show Calamity Jane y todo el staff que iba a poner manos a la obra para poder llevar a cabo el evento.

Los originarios de Seattle llegaron para presentarse en el marco del “Coca Cola Rock Festival” que se realizaría en el Estadio José Amalfitani (o conocido como Estadio Vélez). Entre su line up —aparte de Nirvana— tenían a Brian May, Joe Cocker, Keith Richards, B-52´s, Os Paralamas, entre otros más, divididos en 4 fechas distintas, todo un festín rockero a la altura. Kurt Cobain y compañía estaban programados para abrir el evento en la primera fecha que estaba programada el 30 de octubre.

Cartel del “Coca Cola Rock Festival 1992”

Un día antes del concierto, Kris Novoselic y Dave Grohl salieron a pasear por las calles de la capital argentina, mientras que Kurt se quedó en el hotel Sheraton de Retiro, lugar donde se hospedaron. Mientras tanto, el ambiente crecía cada minuto, solo era cuestión de horas para ver a la mítica banda en acción. Sin duda, uno de los conciertos más esperados por esta parte del mundo.

El día del concierto

Llegó el día esperado por muchos, Nirvana se presentaría en Argentina. Aproximadamente 50 000 personas se acercaron al recinto donde se llevaría a cabo la magia y lo que sería una noche para no olvidar.

Empezó el show. La primera banda que salió fueron Los Brujos, agrupación argentina que se había ganado la ovación del público asistente. Aprovechando su posición, ellos conocieron a Nirvana e intercambiaron cosas, entre ellos, discos. Es ahí donde se gesta la que quizás sea una de las leyendas más curiosas de la música, ya que se dice que Nirvana plagió “Kanishka”, una de las canciones más populares de Los Brujos, para componer “Very Ape” perteneciente a su último álbum de estudio “In Utero”. Este tema posiblemente se analice en otro artículo.

Volvamos a la nuestro. Luego de la presentación de Los Brujos le seguía el turno a Calamity Jane, banda femenina de Portland, Oregón, Estados Unidos. Sin embargo, es aquí donde lo que sería una gran noche se convertiría en un desastre.

El abucheo a Calamity Jane

El público argentino se comportó de una manera desastroza. Los asistentes comenzaron a arrojar objetos al escenario, a proliferar insultos, a abuchear e insistir desesperadamente que ya inicie Nirvana.

En una entrevista para el diario El País a Gilly Ann Hanner, vocalista de la banda, años después indicó lo siguiente: «Lo que sucedió en Buenos Aires fue que todo era inmenso y que teníamos una barrera con el lenguaje. Estábamos fuera de nuestro elemento, mientras nos arrojaban monedas, escupidas, piedras y algunos incluso exhibían sus penes. Nos gritaban ‘¡put..!’ y mostraban los genitales, así que más allá de la impaciencia que podían tener por ver a Nirvana, lo tomamos como algo de género».

Lo peor es que esa fue la última vez que tocaron en vivo, ya que este hecho les causó mucho daño psicológico. «Fue nuestro último show, debido a una variedad de circunstancias. Esa noche tuvo un gran impacto en nuestra autoestima. Combinado con el hecho de retornar a casa con nuestras guitarras rotas y tener que esperar tres meses a que nos paguen por un problema del management. Estábamos descorazonadas y decidimos volver a Oregon sin siquiera finalizar el tour. Nuestro ánimo estaba por el suelo y nos tomó años recuperarnos».

Esto enojó mucho a Kurt Cobain, no soportó la actitud de los asistentes. En su disco de rarezas “Insecticide” hace una mención a tal nefasto hecho indicando «pagarle a Calamity Jane 5.000 dólares para ser abucheados por 20.000 “macho boys” en Argentina».

Calamity Jane salió del escenario, dándole así el pase al plato fuerte de la noche, Nirvana. Sin embargo, Kurt —aún molesto— tuvo una la idea de “vengarse” del público por tremenda falta de respeto a las chicas rockeras.

El show de Nirvana

El trío estadounidense salió al escenario ante la ovación de todos los presentes. Lo que no esperaban es que la banda cambió el setlist de manera inesperada como protesta por lo que le hicieron a Calamity Jane.

Tocaron canciones poco conocidas, así como regularmente Kurt se mofaba del público cantando de manera desafinada o cambiando la letra de manera burlona como cuando tocaron “Come As You Are” tan solo cantaba “eh eh eh” en vez de la letra.

Pero sin duda, la muestra más resaltante es que Kurt tocaba el incio del riff de “Smells Like Teen Spirit” y acto seguido tocaba otra canción, como ilusionando a los asistentes de que tocaría esa canción pero finalmente no lo hizo. Fueron en dos ocasiones que solo tocó el inicio de esta icónica canción antes de tocar “Breed” y “Drain You”.

Terminaron el recital con “Blew” y Kurt se despidió de manera muy distante de todos, mientras que Dave agradeció. Luego, regresaron al escenario para interpretar dos canciones más: “All Apologies” y “Endless, Nameless”. Finalmente, Cobain rompe su guitarra mostrando así la frustración y enojo que tuvo esa noche.

Segio Marchi, junto a Kurt Cobain (Redes-Difusión)

Mostrando su enojo

Al día siguiente, Kurt Cobain fue entrevistado por el periodista Sergio Marchi, siendo la única entrevista que daría. Es ahí donde el cantante indica por qué no tocaron su más icónica canción durante el concierto.

Se te vio enojado en el escenario
Fue así.
Tampoco tocaron “Smells Like Teen Spirit”
No, la gente fue tan mala con Calamity Jane que no se merecía escuchar la canción (se ríe). Fue mi manera de mandarlos al demonio.

Esta no fue la única vez que se refirió al asunto, ya que en el libro “Nirvana: The Chosen Rejects” dedicó una lineas para describir lo que sucedió ese día.

«Durante todo su repertorio (de Calamity Jane), la audiencia estaba arrojando dinero y todo lo que tenían en sus bolsillos, basura y piedras, solo amedrentándolas. Eventualmente las chicas no pudieron más y comenzaron a llorar. Fue terrible, una de las peores cosas que he visto, una gran masa de sexismo».

Dave Grohl, tiempo después, en una entrevista habló acerca de lo que sucedió ese día.

«Después recuerdo el show: caótico, como todos los de Nirvana. Me mordí la lengua, comencé a sangrar y empapé mi batería. Kurt estaba muy enojado por una agresión del público a las Calamity Jane, las chicas que eran nuestras teloneras, y decidió no tocar “Smells Like Teen Spirit”. Pero amagaba arrancar la canción y salía con otra: debe haber sido una de las pocas veces que no la tocamos. Típico de Kurt, un tipo muy imprevisible».

¿El peor show de la banda?

El concierto fue un desastre gracias al público que se comportó de manera muy irrespetuosa. Lo que hay que analizar por separado es su setlist, ya que, a pesar de no haber cantado su canción más icónica y haber tocado otras poco conocidas, muchos aseguran que fue uno de los mejores que hayan podido escuchar.

Primera, hay que destacar que sí tocaron algunas canciones conocidas como “Come As You Are”, “Lithium”, “In Bloom” y “Territorial Pissings”. Esto demuestra que Nirvana no solo es “Smells Like Teen Spirit”, ya que muchos fueron al concierto por solo es canción. ¿Qué clase de fanático (si se le puede llamar así) va solo por 1 sola canción?

Otro punto muy importante es que iniciaron el concierto con una canción que en su momento no tenía nombre pero que luego se conoció como “Nobody Knows I’m New Wave”. Fue en Argentina la primera y única vez que tocaron la canción en vivo, por lo que esto es algo que destacar de la velada.

Así mismo, canciones como “Breed”, “Aneurysm”, “School”, “Silver”, “Besswax”, entre otras más le dieron una couta de originalidad ya que se salieron de lo comercial para ofrecer un recital único en su tipo, a pesar que fue hecho a manera de venganza por la actitud del público. Hasta castigando a su audiencia fueron increibles, claro, eso no quita lo mal que la pasaron esa noche.

Nirvana nunca más regresó a Argentina, pero sin duda, su paso por este país será recordado por muchos como el peor de su carrera, mientras que otros (quitándole lo negativo de la velada) lo catalogan como uno de los mejores que pudo haber realizado la banda.

Y tú ¿que opinas?

Publicidad