fbpx

“El día que murió la música”: El trágico suceso que marcó la historia del rock

El 03 de febrero de 1959, un accidente aéreo ocasionó la muerte de cuatro personas: Buddy Holly, The Big Bopper y Ritchie Valens junto al piloto Roger Peterson. Este suceso ocurrió en Clear Lake, Iowa, Estados Unidos, y enlutó al mundo de la música por la pérdida de varias promesas del arte y de la industria.

En el reciente documental de Netflix “Rompan Todo”, se hace referencia a Richie Valens, uno de los músicos que falleció en el mencionado hecho. La serie indica que fue una gran inspiración para algunas bandas en México que hicieron historia al desatar el movimiento que luego fue formando al rock en América Latina.

En este artículo hablaremos de “El día que murió la música”, llamado así por la canción de Don McLean “American Pie”, donde relata en sus líricas los sentimientos que causó este accidente.

Buddy Holly

Uno de los músicos que falleció ese día fue Buddy Holly, una gran promesa de la industria estadounidense y uno de los pioneros del rock n’ roll.

Su carrera musical duró tan solo 5 años, tiempo suficiente para lanzar 3 álbumes de estudio que sirvieron de inspiración luego para varias bandas como The Beatles e incluso Bob Dylan, Además, fue el acto de apertura de Elvis Presley, por lo que ya estaba posicionándose muy bien en la escena.

Tenía 22 años cuando ocurrió el accidente.

The Big Booper

Su verdadero nombre fue Jiles Perry Richarson Jr., conocido en la escena musical como The Big Hooper. Este nombre se lo colocó el mismo cuando trabajaba en una emisora radial y vio a varios estudiantes realizar un baile llamado The Boop.

El éxito le llegó a él cuando su canción “Chantilly Lace” fue número 1 en las listas de música en 1958. Rápidamente su fama escaló y la canción era una de las más pedidas en las radios de la época.

Tenía 28 años el día del accidente.

Ritchie Valens

Quizás el músico más conocido de los 3 que dejaron este mundo ese día y, al igual que Buddy Holly, fue uno de los pioneros del rock n’ roll.

Nació el 13 de mayo de 1941, en Paicoma, Los Ángeles, California. Desde pequeña tuvo mucha influencia de música mexicana y de blues, lo que hizo que a la edad de 5 años muestre interés por componer sus propias piezas artísticas.

Sin duda, su éxito más famoso y lo que lo llevó al estrellato mundial fue “La Bamba”, una de las canciones más conocidas de la música a nivel mundial, independientemente del género que escuches. Al menos, alguna vez en tu vida, has escuchado esta icónica canción junto a su pegadizo ritmo.

Tenía 17 años el día del accidente, siendo el menor de todos los que subieron al avión.

El fatídico accidente

Buddy Holly perteneció a The Crickets, una de las bandas de rock n’ roll que inició la etapa dorada del género en Estados Unidos. Luego de separarse de ellos, decidió emprender una carrera en solitario, lo cual lo llevó a dar una gira denominada “Winer Dance Party”, junto a Richie Valens, The Big Booper, Dion and the Belmonts y Frankie Sardo.

Tuvieron un show en Clear Lake, Iowa, pero luego tenía que dirigirse a Moorhead, Minnesota. Sin embargo, Holly, que estaba cansado luego del show, decidió alquilar una avioneta Beechcraft Bonanza, con una capacidad para 4 personas incluidas el piloto.

Fue entonces que Buddy Holly, The Big Bopper y Ritchie Valens junto al piloto Roger Peterson subieron y despegaron del aeropuerto de Mason City, Iowa. Valens tenía miedo a volar, por lo que hizo el clásico juego de “cara o cruz” con Tommy Allsup. Finalmente, Ritchie subió a la avioneta.

Luego de despegar, poco tiempo después se perdió contacto con el vuelo, lo cual hizo encender las alarmas que profetizaban ya un suceso inesperado. La mañana del 03 de febrero de 1959, se encontraron los restos del avión en un campo de maíz. No hubo sobrevivientes.

Las investigaciones posteriores indicaron que fue la causa del accidente fue “la decisión poco acertada del piloto de embarcarse en un vuelo que requería un instrumento que él no tenía”, es decir, su falta de experiencia hizo que la avioneta terminara fuera de control, ocasionando el accidente.

En 1971, 12 años después de este fatídico día, la canción “American Pie” de Don McLean recordaría este suceso, como un homenaje para los músicos que fallecieron se día y que influyeron a varias bandas que hicieron que el rock llegue a niveles nunca antes visto para esa fecha.

Termino el artículo nombrando en prosa la letra de la canción que le puso el nombre a este día.

Extracto de “American Pie” – Don McLean

Hace mucho, mucho tiempo
Todavía puedo recordar
Cómo esa música solía hacerme sonreír
Y sabía que si tenía mi oportunidad
Que podría hacer bailar a esa gente
Y, tal vez, estarían felices por un tiempo

Pero febrero me hizo temblar
Con cada papel que entregaría
Malas noticias en la puerta
No podía dar un paso más

No recuerdo si lloré
Cuando leí sobre su novia viuda
Pero algo me tocó profundamente en el interior
El día en que murió la música