Mick Jagger admite que los Rolling Stones fueron flojos durante el proceso de ‘Goats Head Soup’

Mick Jagger admite que se dejaron llevar por la pereza al no terminar los temas inéditos que después de casi 50 años recién salen a la luz, entre ellos la colaboración que hicieron con el legendario Jimmy Page en ‘Scarlet’.

Se acaban de cumplir 47 años de ‘Goats Head Soup‘, un disco que a menudo pasa desapercibido en las listas de las obras maestras hechas por los Stones. Fue opacada por sus antecesoras, las cuales son consideradas las mejores obras de los Stones —la “época de oro”—, que comienza con Beggars Banquet de 1968 y termina con el extremo disco doble Exile on main St. de 1972, (considerado por muchos el mejor disco de la banda y uno de los mejores de la historia). 

Sin embargo, este disco, a pesar de ser eclipsado por sus antecesores no deja de ser buenísimo, y es considerado un disco de culto para los mejores fanáticos de la banda. A pesar de no tener una reputación de obra maestra el disco vendió bastante bien debido a que dentro de este está la hermosísima balada “Angie”, conocida por ajenos y propios del rock clásico.

Recientemente, Mick Jagger en una entrevista con la revista Rolling Stone, hablando sobre la reedición realizada por el aniversario del disco, se refirió a las canciones inéditas que habían quedado inconclusas: «Me dijeron: “Bueno, hay pistas inéditas allí”. Y recuerdo haber pensado: “Oh, no”. Pistas inéditas para mí, eso siempre significa mucho trabajo. Es como, “¡Cosas que no te gustaron y no terminaste!”. Tengo algo negativo sobre ellas; pero luego comienzas a escucharlos y dices: “Bueno, en realidad, no está nada mal. No sé por qué no lo terminamos”. Solo estábamos siendo perezosos, ya sabes».

También el músico de 77 años expresó su arrepentimiento sobre la declaración que dio a la prensa al momento de promocionar el disco, la cual decía que prefería al álbum anterior, ‘Exile on Main St.‘, lo que quizá influyó de algún modo en la opinión de algunos fans. Sin embargo, ahora aclaró que esa declaración fue «estúpida» y que «si te gustó ‘Exile’ este te va a gustar más».

Resultó imposible no hablar del mega hit que fue Angie y de cómo ellos sentían que iba a triunfar: «Nunca se sabe, pero tienes esta sensación: ‘Bueno, si habrá un éxito en este álbum, ese será el único’; y fue muy exitoso, y todavía está en nuestro repertorio escénico». Lo cual resultó siendo verdad, incluso las grandes radios nostálgicas aún siguen pasándola después de tantos años.

No obstante, este álbum no es solo la delicada “Angie” o la poderosa “Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker)“, es un disco realmente bueno, lleno de joyas ocultas, que quizá sería más recordado si no conviviera con gigantes como lo son sus discos antecesores. Un disco obligatorio para todo buen fan de los Stones.