fbpx

Gracias Totales en Lima: La noche en que Soda Stereo “resucitó”

Publicidad

Hablar de Soda Stereo no solo es hablar de música, historia y cultura; es mucho más que eso. Soda marcó un antes y después dentro de la música latinoamericana y la posicionó antes los ojos del mundo. Gracias a ellos se creó la reputación del rock argentino el cual se disparó cosechando grandes éxitos mundiales y de las cuales resaltaron muchas bandas que hasta hoy siguen vigentes.

Gustavo Cerati nos dejó un 4 de septiembre de 2014. Él dejó un enorme vacío dentro de la industria musical mundial debido a un gran legado que pasó de generación en generación. Eso se vio reflejado el 03 de marzo de 2020 en Lima, Perú, cuando, en homenaje a la trayectoria de Soda Stereo y Cerati, la banda regresó para ofrecer un concierto tributo titulado como una de las frases más conocidas en el mundo rcokero: Gracias Totales.

Fue a fines de 2019 cuando Zeta Bosio y Charly Alberti anunciaron una nueva gira como Soda Stereo para honrar la memoria de su difunto líder donde participarían diversos artistas internacionales como invitados para el espectáculo entre ellos Rubén Albarrán, Mon Laferte, León Larregui, Gustavo Santaolalla, Richard Coleman entre otros más.

Es así que varios países de la región comenzaron a unirse a esta celebración y a Perú llegó gracias a Move Concerts, productora especialista en conciertos de gran envergadura como Soda Stereo en Lima con su última gira “Me Verás Volver” en 2007, Green Day, Depeche Mode, Linkin Park, Metallica entre otros más.

Perú le tiene un gran amor a Soda Stereo, recordemos que la banda incluyó en sus giras de la década de los ochenta y noventa a este país donde fueron un completo éxito llegándose a hablar de la tan famosa “Sodamanía”, la fiebre desatada por el trío argentino. Recorrieron gran parte del Perú tocando sus más grandes éxitos como “Persiana Americana”, “Nada Personal, “Te hacen falta vitaminas”, “Mi Novia tiene Bíceps”, entre muchas otras más. En 2007 llenaron en dos noches el Estadio Nacional de Lima en su última gira como banda “Me verás Volver”, donde el público peruano disfrutó nuevamente de sus acordes musicales —y sin pensarlo— por última vez.

Como dijimos anteriormente, en 2020 la banda volvió a tierras peruanas esta vez para presentar su nueva gira “Gracias Totales”. Fue una noche maravillosa, llena de nostalgia, música y sobre todo de recordar el gran legado que nos dejo Soda Stereo y Gustavo Cerati, así que repasaremos lo que se vivió esa noche donde el mítico cantante “resucitó” en Lima para demostrarnos una vez más que el vivirá para siempre.

Desde afuera del recinto

Pero primero lo primero. Veamos. El día elegido para este gran show fue el martes 03 de marzo; el lugar, el Estadio Nacional. Al ser un día laborable muchas personas después de haber culminado su jornada laboral e incluso universitarios después de clases se acercaron a las imediaciones del “Coloso de José Díaz” para el concierto.

Esta locación es un gran acierto para eventos de tal categoría ya que se encuentra en medio de la ciudad donde se puede acceder ya sea por transporte público, como el Metropolitano, las diferentes líneas de transporte que transitan alrededor del estadio o con tu vehículo propio debido a las grandes avenidas que conectan con el recinto, eso sí, con algo de tráfico.

A los alrededores del estadio muchos vendedores de diferentes artículos relacionadas a Soda como polos, vinchas, gorros y hasta credenciales se hacían presentes al igual que los entusiasmados fans que con la rápida y fácil señalización para ingresar llegaron a la zona que les correspondían.

La primera impresión

Ya dentro se podía ver algo “desalentador”, el estadio estaba medio vacío. Al ser una presentación tan importante como es la de esta banda era impresionante observar tal panorama aunque con el pasar de las horas el estadio se llenó. Recordemos que se hizo un día martes, en plena semana laboral y estudiantil, era obvio que el estadio se llenaría tan solo una media hora antes de iniciarse el concierto. De igual manera era gratificante cómo desde las tribunas se veía poco a poco el estadio llenarse quedando demostrado que Soda Stereo continúa vigente.

Personas de diferentes edades, niños acompañados de sus padres, adolescentes con polos de Gustavo Cerati, adultos nostálgicos esuchando las canciones más emblemáticas de la banda desde sus teléfonos, el grito unísono “¡Olé, olé, olé, olé, Soda, Soda!” hacía retumbar todo el lugar y a la vez sentir el gran ambiente positivo que se viviía ya a tan solo minutos de empezar el evento. Sin embargo, un hecho fortuito fue algo que quizás fue la “piedra en el zapato” del concierto.

El ‘regreso’ de Soda Stereo a Lima

El show estaba programado para las 9:00 p. m. y ya estando encima de la hora no había señales de que la banda saliera y muchos, aún con esperanza, atinaban a decir que en cualquier momento toda la artillería musical de los argentinos estaría frente a nosotros. No fue así.

9:12 p. m. Ya habiendo pasado 12 minutos de lo pactado, la música de fondo seguía y la banda no daba señales de que saldría. Las pifias comenzaron y muchos, para contrarestar esto, gritaban “¡Soda, Soda!”.

9:20 p. m. La banda aún no salía y la gente ya se estaba desesperando un poco. Las pifias volvieron pero luego de esto todo el estadio aplaudía como manera de exigencia que ya el concierto empezara.

9:25 pm. Desde el escenario se asomaba Zeta Bosio y algunos artistas invitados para el show no dudaron en grabar el momento previo al show lo cual hizo que el Campo A se convierta en algarabía total. En cualquier momento iniciaba todo.

9:27 pm. Las luces se apagaron, la multitud enardeció y las pantallas gigantes se encendieron. Con 27 minutos de retraso el show comenzó de manera potente.

En un video de un poco más de dos minutos de introducción se veía a un persona sacar desde un estante una cinta de VHS y luego de ponerla en el reproductor. Esta cinta tenía grabado los mejores momentos de la banda captados en vídeo, lo cual —junto a los acordes de fondo de “Nada Personal”— convirtió el ambiente en algo nostálgico.

Finalizó la intro y rapidamente salieron en escena Zeta Bosio y Charly Alberti, causando la algarabía de todos los asistentes. Comenzaron con “Sobredosis de TV” donde Gustavo Cerati se hizo presente al proyectarse en las pantallas mientras cantaba esta exitosa canción dando la impresión que se encontraba ahí con todos.

Cabe resaltar que la espera valió la pena ya que el buen sonido de la música junto a los vocales del fallecido cantante dieron una experiencia única como si la banda originalmente estaría tocando junto a su vocalista.

En Campo A y B todo era una fiesta, se veían desde las tribunas como la avalancha humana no paraba de saltar. En tribunas las personas la gente sacaba sus teléfonos celulares para grabar el preciso momento cuando Soda regresó a Perú mientras que otros quedaron asombrados al ver tan grato espectáculo, y eso que fue solo el comienzo.

León Laurregui y Zeta Bosio

Luego de esto salió en escena Richard Coleman que con un “Buenas noches, Lima” hizo vibrar a todos para intepretar “Hombre al Agua”, canción que se encuentra en el quinto álbum de la banda, ‘Canción Animal’, lanzado en 1990. Luego de esto salió el mìtico vocalista de Zoé, León Laurreguì, para intepretar “Disco Eterno”, canción que se encuentra en el disco ‘Sueño Stereo’, de 1995.

Seguido de esto de manera virtual con un video pregrabado salió en las pantallas Álvaro Henriquez, vocalista de Los Tres de Chile, para interpretar “El Rito”. Seguido de esto salió al escenario Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, para deleitarnos con su versión de “La Cúpula (Lo que sangra)” robándose el cariño del público limeño. «Gracias Zeta, gracias Charly, gracias Gustavo por todo esto, y gracias Lima», dijo al finalizar la canción.

Rubèn Albarràn

Siguieron “Signos” intepretado por Julieta Venegas; “Juegos de Seducción” por Walas, cantante y compositor argentino; “Zoom” por Benito Cerati, hijo del Gustavo, las tres de manera virtual. Algo que hay que destacar es que hubo una gran sincronización con la voz grabada de los artistas invitados y la música en vivo. Además, junto al sonido —que resulto ser muy profesional— daban la sensación de que estaban ahí en el escenario.

Seguido de esto salió en escena Adrián Darguelos para cantar “Trátame Suavemente”, un clásico de la banda la cual puso al público asistente a corear. Seguido de esto nuevamente salió en pantallas Gustavo Cerati que de manera virtual interpretó otro clásico: “En la ciudad de la furia”. Cerati se sintió mas vivo que nunca, fue un gran juego de sonidos y visuales que dieron la cuota para que esta presentación fuera imborrable de la pupila de los espectadores.

Las siguientes canciones fueron “En Remolinos” interpretada por Draco Rosa y “Pasos”, interpretada por Andrea Echeverri, vocalista de la banda colombiana Aterciopelados, las cuales fueron muy aplaudidas por el público. A estas alturas de la noche se veían los rostros aún emocionados de las personas que a su vez gozaban, ya sea bailando, cantando, en tribuna o campo; lo importante era disfrutar el momento. Todo iba preparándose para finalizar el evento.

En escena entró Gustavo Santaolalla para interpretar “Cuando pase el temblor”, canción historica del grupo, que sin duda fue una de las más coreadas de la velada. La potencia y energía del público ayudó mucho a que esta canción, digámoslo así, “cobrara vida” dentro de cada uno y que se sintió en un solo grito.

Pero sin duda la actuación que más llamó la atención fue la de Mon Laferte, que ni bien pisó el escenario conectó rápidamente con el público que no dudó en aplaudir su presentación en el concierto. Ella cantó “Un millón de años luz”, canción que se encuentra en el disco ‘Canción Animal’. «Gracias Lima, los amo», dijo antes de abrazar a Zeta Bosio y darle el pase a los siguientes actos.

Seguido de la presentación de la chilena siguió “Persiana Americana” interpretada virtualmente por Fernando Ruiz Díaz, vocalista de Catupecu Machu y “Prófugos”, cantada de igual manera por Juanes. Ambas canciones fueron una de las más coreadas de la noche. Ya estaba por finalizar el concierto.

Luego de un breve descanso la banda siguió con lo último del show interpretando “Primavera 0”, canción perteneciente a su álbum ‘Dynamo’, uno de los trabajos menos conocidos de la banda pero que es ahora una reliquia musical. Durante la canción pasaron en las pantallas diversos videos donde la felicidad reinaba en Soda Stereo junto a Gustavo Cerati, donde se observaba como ellos la pasaban bien, las grabaciones inéditas caseras y para finalizar el último abrazo que se dieron juntos en un concierto de su última gira como banda original ya hace más de 10 años.

Todo iba quedando para el exitoso final. Zeta Bosio se dirigió al público: «Gracias Lima, los queremos muchos». Acto seguido cantó la que quizás sea al canción más conocida de la banda: “De música ligera”. Esta vez interpretada virtualmente por Chris Martin, vocalista de Coldplay. «De aquel amor, de música ligera, nada nos libra, nada más queda», se oyó en todo el estadio que no paraba de cantar esta engimatica canción.

Terminada la presentación salieron todos los artistas que se presentaron esa noche y junto a ellos las palabras finales por Charly Alberty: «Gracias, gracias. Gracias por acompañarnos en toda nuestra historia. Ustedes son parte de nuestra historia y de nuestras vidas. Gracias Perú, gracias Lima, los queremos, los amamos». Y fue así como terminó el concierto de Soda Stereo: Gracias Totales en Lima.

Gracias, Soda. Gracias, Gustavo Cerati

Fue una noche espectacular que sin duda quedará grabada en la retina de todos los asistentes de esa noche. Ver cómo generaciones enteras iban al concierto hizo notar la fuerte presencia que tuvo Soda en la vida de muchos peruanos. La música sin duda une.

La gira aún continua pero lo que se vivió en Lima será algo para recordar por mucho tiempo, así como el legado de Gustavo Cerati, que sin él no hubiera ocurrido todo este fénomeno llamado Soda Stereo. Lo sabemos ahora, luego de una de la noche en que “volvió a la vida” para demostrarnos que seguirá presente y se inmortalizará en la historial de la música mundial.

Setlist de Gracias Totales: Soda Stereo en Lima 2020

  1. Sobredosis de TV
  2. Hombre al agua (Richard Coleman on vocals)
  3. Disco eterno (León Larregui on vocals)
  4. El rito (Álvaro Henríquez on vocals, pre-recorded video)
  5. Lo que sangra (La cúpula) (Rubén Albarrán on vocals)
  6. Signos (Julieta Venegas on vocals, pre-recorded video)
  7. Juego de seducción (Walas on vocals, pre-recorded video)
  8. Zoom (Benito Cerati on vocals, pre-recorded video)
  9. Trátame suavemente (Adrián Dárgelos on vocals)
  10. En la ciudad de la furia
  11. En remolinos (Draco Rosa on vocals, pre-recorded video)
  12. Pasos (Andrea Echeverri on vocals, pre-recorded video)
  13. Cuando pase el temblor (Gustavo Santaolalla on vocals)
  14. Fue
  15. Un millón de años luz (Mon Laferte on vocals)
  16. Persiana Americana (Fernando Ruiz Díaz on vocals, pre-recorded video)
  17. Prófugos (Juanes on vocals, pre-recorded video)
  18. Primavera 0
  19. De música ligera (Chris Martin on vocals, pre-recorded video)
  20. Alive and Kicking (Simple Minds song) (while showing the tour credits on video)

Publicidad