fbpx

Crónica: VMF 2019 y la noche donde se demostró que no hay barreras para la música

Publicidad

Fue en 2018 cuando la productora nacional Veltrac apostó por renovar el ambiente de los conciertos en Perú al crear su propio festival con sello único. En su primera edición contó con artistas como MGMT, Babasónicos, Warpaint, Barbagallo por solo mencionar algunos fue tan aclamado que este año 2019 decidieron repetir el plato con la segunda edición del cada vez más conocido Veltrac Music Festival.

Es así que en esta nueva edición regresó con un cartel renovado que sorprendió a más de uno ya que combinaba distintos géneros desde el rock, indie, electrónica hasta latín pop, géneros tan diferentes pero que ese día sorprendió al unir a decenas de personas demostrando una vez más que para la música no hay barreras.

En esta ocasión se presentaron Franz Ferdinand como cabeza de cartel que regresaron a Lima después de 10 años de ausencia, Hot Chip por primera vez en tierras peruanas demostrando lo mejor de su repertorio, Danny Ocean que fue la sorpresa para muchos al ser un género muy distinto al que muchas veces se suele acudir en estos festivales, Dj Koze para poner a bailar a todos, Javiera Mena que mostraba su arte multicolor el país vecino de Chile, Khruangbin que también hicieron su debut en Lima junto a los nacionales Hit La Rosa y Wanderlust.

Pero primero lo primero. Veamos. El día a realizarse el evento fue el jueves 07 de noviembre y como es costumbre en Lima el tráfico fue un factor muy importante y complicado para llegar al Parque de la Exposición, pero gracias a su posición estratégica de encontrarse en el centro de la ciudad, de tener a los corredores complementarios y al Metropolitano, fue para muchos muy fácil llegar. Igualmente, a las afueras del recinto todo estaba señalizado y fue muy fácil ingresar al festival tanto para los asistentes como para las personas que trabajarían para darnos una velada especial, punto para Veltrac.

Ya dentro del recinto dos escenarios más un domo nos acompañarían durante toda la noche y claro al estar casi juntos se debía de intercalar cada vez que los artistas tocaban por lo que nadie se perdió a los artistas del cartel, otro punto para la productora. Wanderlust en el escenario principal ya estaba calentando el ambiente para lo que se vendría más tarde. La dosis indie rock que la banda peruana ofreció fue lo necesario para que muchas personas ya comenzaran a bailar al ritmo de las guitarras y la batería. Por su parte Hit La Rosa con su cumbia fusión calentó mucho más el ambiente de fiesta que se vivía. Por su parte del DJ nacional Danny Em armó un pequeño tono en el domo mientras muchas personas se dejaban llevar por los ritmos electrónicos.

Y comenzó el momento del talento internacional. La banda estadounidense Khruangbin se presentaba por primera vez en Perú lo cual llamó mucho la atención ya que es una banda muy poco conocida por estos lares, pero al que el público reaccionó de manera positiva. «Lima», se dirigía Laura Lee al público mientras sostenía un teléfono antiguo. Mientras tanto en el escenario de al frente los asistentes se estaban preparando para escuchar a la siguiente artista.

Laura Lee de Khruangbin sobre el escenario del VMF 2019. / Foto: Krysthel Huapaya.

Terminó de tocar Khruangbin y salió en el otro escenario la chilena Javiera Mena que deleitó al público peruano con su arte multicolor. «Lima, ha pasado mucho para al fin volver a tocar con ustedes», dijo dirigiéndose al público que estaba gozando sus canciones de principio a fin. Canciones como “De otra era”, “Sincronía, Pegaso” fueron algunas que formaron parte del repertorio de la cantante que aprovechó la ocasión para manifestarse sobre la situación que vive su país natal.

La gente desde el otro escenario trataba de lograr conseguir un buen lugar para ver a Hot Chip que seguía rápidamente luego de Javiera Mena. Y así pasó. A las 9:00 p. m. exacto salieron los británicos desatando la algarabía de los asistentes: era la primera vez que llegaban a Perú y el recibimiento fue cálido a pesar de ser (nuevamente) muy poco conocida en el país. “I Feel Better”, “One Life Stand”, “Ready For The Floor” fueron solo algunas de las canciones que tocaron en su set de 1 hora que quedó corto para tal tremendo performance de sonidos electrónicos. Desde el otro escenario ya se podía ver gente aglomerándose para el siguiente acto que resultó ser una sorpresa para muchos y que sin lugar fue uno de los más esperados de la noche: Danny Ocean.

El artista venezolano se presentó en un festival que quizás no coincidía con el género que hace pero que sin lugar a duda se llevó las palmas del público (aunque otros optaron por ir hacia el otro escenario para el plato fuerte de la noche, pero de eso hablaremos más adelante). Sin embargo, no todo tiene que ser color de rosa y es que la presentación del cantante urbano estaba pactada para las 10:00pm se retrasó por 15 minutos y la impaciencia de sus fans que fueron a verlo en todo su esplendor se hacía notar mientras que en el domo el DJ hacía bailar a todos los que se habían hecho un espacio en ese lugar.

Con retraso y todo salió Danny Ocean para hacer vibrar y arrancar suspiros a todas sus seguidoras mientras cantaba sus hits siendo “Me rehuso” la más esperada por todos y también la más coreada. En el otro escenario la gente se juntaba para el acto principal de la noche: Franz Ferdinand. Algo curioso es que, a pesar de ser la banda más esperada por todos, aún había aún gente deleitándose con el latín de Danny por lo que aún había espacio para poder colocarse y escuchar a los escoceses aunque obviamente los lugares más cerca al escenario ya estaban copados.

Un poco más de las 11 de la noche salieron Alex Kapranos, Bob Hardy, Paul Thomson, Dino Bardot y Julian Corrie frente a nosotros. Era un hecho, Franz Ferdinand regresaron a Lima luego de 10 años de ausencia desde aquel concierto en 2009 en la Explanada del Estadio Monumental.

Arrancaron con “The Dark Of The Matinée” y todo el público enardeció saltando y hasta pogeando desde cualquier punto desde donde estaban. Fue tal el inicio del concierto que incluso las personas que se quedaron en el escenario de al frente fueron corriendo hasta el principal para unirse a la fiesta.

Como si fuera una deuda que tenía con Perú siguieron con “No You Girls” y luego “Do You Want To” la cual nuevamente hizo vibrar al público que respondió con saltos y cantos a más no poder. «Limaaaaaa» gritó Alex Kapranos hacía los asistentes.

Alex Kapranos, vocalista de Franz Ferdinand, entonó los mejores temas de su banda en el VMF 2019. / Foto: Krysthel Huapaya.

“Walk Away”, “Stand on the Horizon”, “Glimpse of Love” (perteneciente a su último álbum Always Ascending‘), “Evil Eye”, “Right Action” fueron las siguientes canciones que hicieron saltar a todos y es que era obvio, la banda es muy querida por el público peruano y era imposible pasar desapercibida su regreso.

El punto máximo del show llegó en el encore donde cantaron su más grande éxito “Take me out” la cual desató al euforia del público que varios pogos se formaron mientras otros bailaban de manera desenfrenada al ritmo de los acordes. Y ya para el final tocaron “This fire” donde Alex indicó al público que se sentara para luego todos saltar a la par luego al momento de escuchar la parte más fuerte de la canción.

Al finalizar el show de Franz Ferdinand llegó el momento en el otro escenario de Dj Koze que con sus sonidos electro-tropicales contribuyó a bajar la euforia desata por tremendos artistas que se presentaron pero sin dejar de lado el gozar de la buena música.

Y es así como se vivió una edición más de Veltrac Music Festival, evento que ha demostrado ser la ventana para descubrir nuevas bandas y escuchar las más pedidas por la audiencia. En esta ocasión nos ha demostrado que la música no tiene barreras y tiene como pruebas la buena onda de la gente al recibir a todos los artistas como se debe: sin importar el género musical y también a la buena organización de la productora tanto al ingreso como dentro del evento. Más eventos así, por favor.

El final de VMF 2019, un festival peculiar. / Foto: Krysthel Huapaya.

Publicidad