Han pasado 15 años desde Bombardero, el disco con el que Inyectores se lanzaron a finales del año 2000 y que los les atrajo rápidadmente la atención del circuito limeño, lo que nos lleva a la ocasión perfecta para repasar su trayectoria fundamental en la segunda ola del punk peruano que tiene sus raíces en los convulsionados ochenta.

Con un linaje directo de la formación original de G3, una de las bandas pilares en la construcción de la escena hardcore y de rock independiente del Perú, Inyectores rescata aquellas esa base para hallar en el punk rock y el hardcore la semilla para crear potentes melodías con temáticas muy personales. A puertas del concierto de celebración conversamos con Gonzalo Farfán sobre el vida de Inyectores a lo largo de estos años.

Empezar de nuevo

Antes de su separación, G3 ya llevaba 16 años de una carrera casi continua siendo una las bandas más representativas y activas del circuito. Sin embargo, alcanzaron un punto en el que continuar era complicado. Cuando Gillermo Figueroa (baterista) decide viajar a España para continuar un posgrado en fotografía la banda la banda decide no continuar.

Tras la ruptura, sus miembros restantes continuarían explorando sus inquitudes musicales y trabajando su propios proyectos logrando cada quién su propio éxito. Lo que hizo imposible volver a retomar la banda.

«Nosotros trabajábamos todo el día y luego nos reuníamos en nuestro estudio. Tocábamos todos los días tres o cuatro horas. Conciertos y viajes. Hubo en ese momento una especie de saturación y queríamos un cambio».

«Pipe estaba  interesado en hacer cosas más Hard Rock y Blues y formó Los Fucking Sombreros. Guillermo se fue a estudiar a España. Gabriel y yo hicimos Inyectores. Creo que todas las bandas llegan a ese punto en el que necesitan un aire y luego regresan. El problema de G3 fue que cuando rompimos, rompimos».

«Yo quería romper con todo lo bueno que tenía G3. No por renegar de eso sino que comenzar de cero te permite hacer cualquier cosa. Algo totalmente nuevo». 

Bombardero significó comenzar desde cero, alejándose del peso histórico de una banda tan influyente como G3 a la cual también pertenecían Gonzalo Farfán y Gabriel Bellido. La necesidad de iniciar un nuevo proyecto era poder forjarse un camino propio dentro de la escena sin llevar sobre ellos el peso de tener que llevar con ellos el peso histórico de su anterior agrupación. Así nace Inyectores, con un estilo que si bien bebía mucho de las raíces de G3, adoptaba nuevas influencias y buscaba encontrar su propio espacio.

«Iniciamos Inyectores con un perfil bajo. No queríamos traernos la carga histórica de G3 aunque tampoco queríamos romper con eso pero queríamos ganarnos nuestro propio publico. Justamente por eso nos negamos a tocar canciones de G3 durante los primeros años. A veces, nos veían a Grabriel y a mí (Gonzalo) y nos pedían tocar canciones de G3 pensando que eramos una continuación de la banda»

«Bombardero es el disco que peor suena. Aún habiendo grabado discos con G3 que sonaban increíble, no nos importó. Queríamos algo rápido fresco porque era una banda nueva para nosotros, una nueva experiencia».

El gran salto

Habiéndo dejado a G3 en un punto muy alto, después de tocar en grandes festivales, viajar al extranjero y habiendo  grabado discos con la mejor calidad, decidieron empezar de nuevo y grabar el primer disco de la nueva banda por su cuenta, con equipos prestados.

«No tuvimos los mejores recursos pero usamos lo que teníamos a la mano. La idea era salir con música en ese momento y creo que logramos lo que quisimos porque  justamente salimos en un momento en el que la escena se encontraba en un crecimiento de producciones en  vivo  y logramos insertarnos rápidamente como una de las banda más grandes».

El lanzamiento de Bombardero llevaría a la banda a ganarse rápidamente un lugar entre las bandas más importantes de la escena peruana participando en diversos festivales  durante el 2001 y 2002. Tal éxito los llevaría a abrir las giras de Attaque 77 y A.N.I.M.A.L en Lima. En ese entonces, con Gerardo Rojas en la batería grabarían sus primeros dos videoclips bajo la dirección de Mauro Muñoz.

«Bombardero salió en un momento en que la escena esta en pleno despegue. Tan buena fue la recepción del disco que hoy celebramos quince años de la banda sino también de un disco que dejo gran huella en el público». 

«Yo creo que la palabra Bombardero tiene tanta o más fuerza que la palabra Inyectores. La imagen de ese disco tiene mucha fuerza en la escena local». 

Antes de empezar la producción de su segundo disco la banda experimentaría su primer cambio de baterista. Gerardo se alejaba de la banda para continuar con proyectos personales en medio de una serie de conciertos locales.  Para cubrirlos, invitarían a Mauricio Llona, baterista de 6 voltios con quién finalmente grabaron Rompecaminos. entrevista video sempato al toque

«Acabábamos de conocer a los 6 voltios y nos sorprendió lo técnico que era Mauricio Llona y el tempo perfecto que tenia. Finalmente, cuando las dos bandas empezaron a crecer y tener muchos más conciertos, se complicó la cosa después de un par de años». 

Con el lanzamiento de este segundo trabajo, viajaron a Chile en una pequeña gira para presentar el disco. Allí, junto a Mauro Muñoz, en Valparaiso, decidieron grabar dos videoclips: En un Rincón (que nunca se terminó de editar) y Camino al Sol. Durante su estancia invitaron a Sergio “Saito” Chinén, quien residía en ese país, a unírseles en reemplazo de Mauricio, convirtiéndose así en el baterista definitivo de la banda. Juntos comenzarían a trabajar en la composición de Viaje al Centro del Olvido marcando desde aquella producción el sonido actual de la banda.

¿Qué se viene?

Respecto a la próxima celebración de sus 15 años de carrera junto a su disco debut el próximo 18 de febrero, la banda se embarca en un gran concierto (Más info aquí). Además, pondrán podrá a la venta una reedición de Bombardero en formato físico junto a un nuevo single. Este material solo se podrá adquirir el día del concierto, no estará disponible después.

Luego, la banda se embarca en una nueva etapa. Después de un largo tiempo en el que no han publicado material, ya tienen listo el próximo lanzamiento: Tandem, un split EP que cuenta con la colaboración de 69 Segundos (Ecuador) y será lanzado a mediados de marzo. Posteriormente estarán lanzando nuevos Split EPs junto a otras bandas amigas y barajan la posibilidad de un nuevo disco durante la segunda mitad del año.