Establecer contacto con un pasado prehispánico, trasladar al oyente un estadio de letargo y volverlo testigo de una cultura emblemática del Perú Antiguo. Dotar a las costumbres musicales de la Nazca de antaño con elementos de la electrónica, y crear así, una expresión ejemplar de sincretismo sonoro. Esas son solo algunas descripciones de Ofrenda: Sonidos de Nasca, el reciente álbum de Ronald Sanchez y Fred Clarke.

Teaser del álbum, lanzado por el Mali, antes del lanzamiento del disco.

El disco, que fue pensado inicialmente para musicalizar la muestra Nazca del Museo de Arte de Lima (MALI), está conformado en total de ocho pistas, de las cuales todas tienen como característica en común el protagonismo de los instrumentos nativos. Se trata de instrumentales con dimensión espacial, creaciones sonoras de carácter cósmico. Así, las seis primeras composiciones están construidas a  base de antaras, sonajeros, tambores, y demás instrumentos típicos, y reforzados por los sintetizadores. El íntegro del disco lo completan las dos últimas pistas, propuestas a modo de bonus track, grabaciones limpias de las melodías generadas por la antara.

Antara, instrumento típico de la cultura Nasca.

Antara, instrumento típico de la cultura Nasca.

Este trabajo colaborativo de Ronald Sánchez y Fred Clarke, que se expone aún en la muestra del MALI, explora funciones de la música poco usuales en producciones locales: la exploración de ambientes lejanos, tanto geográfica como temporalmente, y el de remitir al oyente a un sitio quizá desconocido para él. Por otro lado, ocupa vertientes de la electrónica que a pesar del boom del género a nivel mundial y nacional, se encontraba sin mayores referentes.

El álbum está a la venta en la tienda del MALI, y disponible para escuchar en plataforma digital en el siguiente enlace: https://fredclarke.bandcamp.com/album/nasca