La escena musical de hoy en día nos sorprende con nuevos artistas y/o grupos que abanderados por corrientes como el indie, el rock pop u otros empiezan a dar la hora en las radios comerciales y otras a través del concurrido streaming. Sin embargo, muchos nostálgicos de la era del long play o los cassettes tendremos presente que en toda época dorada existieron leyendas que marcaron un antes y un después en aquel universo lleno de emociones y sentimientos como es la música. Hoy, en el 2016, estas leyendas regresan para instruir a la nueva generación de “pulpines” de que lo clásico es trascendente y claro ejemplo es el maestro: JEFF LYNNE.

Inspirado en el rock pionero de los 50, la psicodelia y el pop grandilocuente que profesaban The Beatles, Jeff Lynne fue fundador de la legendaria banda “Electric Light Orchestra” (ELO), la cual nos regaló un sin número de éxitos como “Last Train in London”, “Evil Woman”, “Rock and roll is King” y “Can’t get it out of my head”, y que la convirtió en una máquina de hits entre mediados de los 70 y comienzos de los 80.

jeff-lynnes-elo-alone-in-the-universeComo todo grupo que atraviesa altas y bajas con el paso de los años, la famosa ELO se dio un descanso prolongado en el que después de catorce años sin editar absolutamente nada y prácticamente sin aparecer en escena, vuelve por todo lo alto pero bajo el nombre artístico de JEFF LYNNE’S ELO, para publicar su nuevo trabajo discográfico titulado Alone In The Universe”. Esta idea de resurgir entre las cenizas se dio gracias a un concierto que ofreció Lynne en el Hyde Park en septiembre de 2014, y que tras el éxito comenzó a considerar seriamente la posibilidad de publicar un nuevo álbum a sus 67 años, principalmente porque él continúa siendo el productor, compositor, arreglista, guitarrista y cantante principal.

Lanzado en noviembre del 2015 y bajo el sello de Columbia Records, este congrega en su versión estándar de 10 temas y la versión deluxe de 13 temas, un homenaje a la esencia de la banda que tantos éxitos cosechó en los 80’s y 90’s, siendo grabado durante un periodo de dieciocho meses, donde Jeff grabó la mayoría de los instrumentos, sin la presencia de otros músicos, lo cual desde ya es un prodigio.

El primer track en presentarse es “When I Was a Boy”, que mezcla la nostalgia que emanaba John Lennon en su clásica “Imagine” y que a muchos les da por verlo en la mente al cerrar los ojos y empezar a escuchar los primeros acordes, siendo considera una de las mejores baladas de Jeff en años. El videoclip del tema no es ajeno al corte de índole biográfico que se quiere trasmitir, ya que el vocalista cuenta su pasión por la música desde su niñez y todo ello enmarcado en un ritmo muy influenciado por la música de uno de sus grupos más influyentes como fueron los Beatles y su inseparable ELO, iniciándose con un piano que poco a poco da paso a un medio tiempo, que en ocasiones se asemeja a los medios tiempos que hacia la banda antaño.

Seguidamente, el rock invade el espacio con “Love and Rain”, que con un tono semi lento y la presencia de los coros femeninos característicos del grupo hacen del tema entre emocionante por los prolongados altos de Jeff, asi como relajante por los momentos instrumentales.

Dirty to the Bone”, es uno de los temas que da al rock una mayor frescura y movimiento a comparación de la primera balada y la segunda canción góspel. Es aquí donde la base de sintetizadores es bastante buena, creando un corte de pop rock muy pegadizo. El cuarto track  viene con “When The Night Comes”, en la que nuevamente el ritmo torna a pausarse con una base rítmica muy semejante a las bases que el grupo solía crear en su época dorada cayendo en un pseudo-reggae, aunque difiere un poco de la calidad de antaño y el cadencioso ambiente pop que difundían.

A mitad del álbum comienza “The Sun Will Shine On You”, uno de los temas más nostálgicos de la producción y con una base de sintetizador acompañando a la voz de Jeff que da paso a un medio tempo de bastante calidad sonora, un tema sin reverencias ni adornos donde a ritmo de balada Jeff hace su lucimiento más sincero.

“Ain’t It a Drag” también trae al presente el sonido más rockero de la banda, siendo un tema mucho más movido que los anteriores y en donde se asemeja bastante al estilo de los Beatles, con una base constante y lineal, pero que no alcanza a ser suficiente ya que se ve opacada con uno de los estribillos más débiles escuchados hasta hoy por Lynne.

El romanticismo vuelve a tomar posta con “All My Life“, en donde al cerrar los ojos y escuchar cada estrofa nos traslada al recuerdo de los chicos de Liverpool, que nos emocionaban con baladas llenas de sangre y emociones. Sin duda, este tema eleva la esencia de las baladas al máximo nivel, ya que el ritmo es muy baladista con unos coros bastantes importantes.

Siempre en una producción los artistas son influenciados o realizan homenajes a artistas de quienes sus sonidos son inspiración pura. Un homenaje así es dado por Jeff a Roy Orbison con el tema “I’m Living You”, un corte en donde la batería adquiere una base rítmica constante en complicidad con su voz suave y distintas tramas melódicas.

“One Step At A Time” es uno de los temas más aclamados de esta producción, incluso desde su lanzamiento previo a la publicación del álbum, siendo un corte bastante movido en donde la esencia de la ELO resucita cual domingo de gloria a todo aquel quien la escuche, principalmente porque el ritmo nos recuerda a algún tema del pasado.

Para cierre y recordar el nombre de esta producción suena “Alone In The Universe, en donde comienza con una intro de sintetizadores, para dar paso a la batería constante y la buena voz que todavía conserva Jeff Lynne, creándose una de las composiciones más bellas de todo el disco. Cabe mencionar, que sus sonidos algo “espaciales” brindan esa sensación de estar flotando hacia un universo que de por sí suena fantástico.

Si quedo corto este viaje al pasado, los fanáticos pueden adquirir la versión deluxe que incluye 3 temas variopintos. En primera Fault Line, que tiene una clara alusión a los temas country y en donde nuevamente los Beatles son una clara influencia para tan colorido tema. En segunda, “Blue” nos recibe con un piano algo aterrador pero que luego se apacigua con una melodiosa voz que describe a la noche de un color tan azul como el océano. Y en última, “On My Mind” que no deja decepcionado a quien juntó unas monedas para comprar la versión deluxe en ITunes o gasto sus MB para bajarlo.

A todo ello, JEFF LYNNE’S ELO es el imponente nombre de una agrupación que volvió de un universo musical paralelo para quedarse entre nosotros a través de un disco que  para algunos carece de la magia de sus discos anteriores, pero que para otros todavía conserva la esencia de la banda y suena diferente a lo repetitivo de estos días. En mención, es considerable señalar que con pocos temas la banda del maestro Lynne es capaz de recopilar y resumir lo mejor del rock de los años 70, interpretando hoy entre los “pulpines” una cátedra de música basada en la melancolía y la coherencia del clásico y buen pop rock.

JEFF LYNNE’S ELO: NOSTALGIA Y ROCK CLÁSICO DEL UNIVERSO
Es el retorno de Jeff Lynne y ELO después de 14 años de silencio.Mantiene la esencia del rock clásico y pop psicodélico de los 70's y 80's.Muestra la influencia de artistas clásicos como The Beatles y Roy Orbison.Temas destacados: "WHEN I WAS A BOY", "LOVE AND RAIN", "ONE STEP AT A TIME", "ALONE IN THE UNIVERSE".
No lograron plasmar al 100% la magia que empleaban en anteriores producciones.Puede sonar muy melancólico para quienes oyeron a la ELO en sus tiempos movidos.
8.5Puntuación
Reader Rating 6 Votes
7.0