Después de cuatro increíbles noches en Lollapalooza y Estéreo Picnic, The Strokes finalmente se despide de Sudamérica pero no sin antes dejarnos algunas sorpresas.

Tras su concierto en Argentina, la banda pasó su última noche en Buenos Aires en el hotel Four Seasons donde, a las afueras, esperaban decenas de fanáticos de la banda. Uno de los primeros en salir a saludar fue Nick Valensi, quien firmó algunos autógrafos mientras conversaba con los presentes.

Entre otras cosas, el guitarrista les comentaba que la idea de la cumbia al abrir el show fue de Julian, quien la había oído hace algún tiempo.  La vino cuando Nick reveló que se encontrarían en proceso de grabar un nuevo disco y que tienen planes de regresar el próximo año.

Antes de explotar de emoción, como toda información extraoficial, hay que tomarla con pinzas. Después de todo, aunque la banda tenga la intención de volver pronto, no todo depende de ellos. Sin embargo, Valensi ya ha había asegurado con anterioridad a los medios -como NME- que tienen en mente el lanzamiento del sucesor de Comedown Machine (álbum publicado en 2013) para este año.

“The Strokes está vivo, bien y viviendo en la ciudad de Nueva York. Estamos trabajando en la música y esperamos lanzarla el año que viene”

Sí es así y todo continua como debería, entonces podemos tener mucha confianza en las palabras del músico e ir ahorrando para el pronto regreso de Casablancas y compañía a Latinoamérica.