En una entrevista con Wales Online, el vocalista Bruce Dickinson se mostró preocupado por el hecho de que muchos pequeños locales de conciertos y pubs estén cerrando sus puertas en el Reino Unido.

«Los pequeños lugares son indispensables para las bandas. Siempre ha sido así y siempre lo será. Creo que algo está fallando en este país; otros países de Europa protegen mejor su infraestructura social. Los pubs y las pequeñas salas son parte de esa infraestructura social».

«Los pequeños locales son indispensables para las bandas. Iron Maiden no hubiera podido empezar sin lugares como esos»

«Estas pequeñas salas son elementos vitales y la razón por la que la gente viene al centro de la ciudad es para mantenerlo vivo. No es solo para la gente que quiere beber cafés caros, hay otras personas en el mundo que tienen necesidades culturales y el rock and roll es un elemento fundamental para las vidas de las personas hoy en día».