Tras su último concierto en su natal Birmingham, Black Sabbath puso punto final a su carrera de casi de 50 años. Sin embargo, a pesar de estar oficialmente retirada no significa que sus miembros lo estén. A través de una entrevista con NBC NewsTony Iommi reveló estar trabajando en la mezcla del sonido de los últimos conciertos de la banda, el cuál podría convertirse en un álbum en vivo.

«Actualmente estamos trabajando en un documental y mi tarea es oír lo que ya tenemos hecho»

«No me he retirado de tocar y hacer otro tipo de cosas, pero creo que desde mi enfermedad he tenido que mirar las cosas de otra manera y pensar con sensatez. Me siento bien, pero todavía me hago chequeos y exámenes y en este momento estoy bien» dijo Iommi al portal de noticias.

Además de esto, Tony trabajó junto al decano de la catedral de Birmingham en una pieza especial llamada  “How Good It is. «Ya sabía que no podría componer nada que tuviera riffs pesados. La idea era grabar en la catedral… así que le envié unas ideas al reverendo, le agradaron y aquí estamos».

Sin embargo, este acercamiento a la iglesia, no cambia su perspectiva hacia la religión: «Realmente no tengo nada que ver con la religión. No sigo ningún camino religioso… religiosamente. Me pareció algo agradable, fue muy agradable trabajar con un coro y hacer algo por nuestra ciudad».

Vía: Summa Inferno / NBC News