La noche del viernes, distintas bandas encabezadas por Prophets of Rage se unieron en un evento para levantar su voz de protesta ante la reciente investidura de Donald Trump. Audioslave, una de las más esperadas de la noche y tras alrededor de doce años de ausencia se hacía presente en el Anti-inaugural Ball.

El esperado show se dio de la mano voz de un Chris Cornell no tan “en su punto” (tratándose de un show después de más de una década) con algunos problemas par mantener la afinación y los tiempos. Aún así, sumado al poco tiempo del que disponían para tocar que les permitió solo tres canciones, el público supo sacarle el provecho y disfrutar al máximo de esta pequeña reunión.

El concierto fue transmitido en directo vía Facebook del grupo. ¿Qué te pareció la performance de Cornell?

Show me How to Live

Cochise

Like a Stone