Jorge Siddhartha llega por primera vez a Lima para participar en la primera fecha del ciclo de conciertos:  Gira Los Aires. En el marco de la promoción de su último disco, lanzado en 2016, Jorge se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera, con buena recepción de parte del público latino y de la crítica especializada.

La propuesta de Gira los Aires es abrir el panorama musical generando un intercambio entre bandas destacadas en la región y bandas locales en las cuatro fechas que se programarán durante este año. Como primer invitado para la apertura de esta gira, Jorge reconoce que una de las principales cosas que corregir es interconectar las distintas escenas en Latinoamérica a través de propuestas como esta:

«A veces es un poco complicado estando en otro país estar enterado de lo que sucede a nivel local y sobretodo con bandas más independientes, creo que parte de las cosas que te regala la experiencia de visitar otros países es el ir conociendo nuevos proyectos, los escuchas en vivo y los conoces personalmente. Te llevas esa música y empiezas a empaparte de la esencia musical de la ciudad. Te llevas una impresión mucho más clara de como suceden las cosas aquí.»

Antes de iniciar su carrera como solista, Jorge fue baterista de Zoé. Ahora, en esta nueva etapa se dedica a componer, escribir y producir todos sus temas.

Nominado a dos Grammy Latino en el 2014,  Siddhartha cuenta con cuatro discos a lo largo en su carrera. Su última producción, Únicos tiene una química distinta respecto a sus trabajos anteriores y es que aunque sus tres primeros discos fueron concebidos como historias que se relataba canción a canción, es este nuevo álbum la idea gira en torno a distintos aspectos de la vida donde los temas giran en torno a replantearse la propia vida.

A propósito de su llegada, conversamos con él sobre la visión que tiene de su propia música y como se percibe a cuatro disco de haber iniciado este nuevo camino:

Dave Grohl decía que no poder quitarse la carga de haber sido baterista. Componía desde la batería hacia la guitarra  ¿Tienes esa sensación? 

Sí, un poco. Pues cada quién ve la música desde donde aprendió y como lo aprendió. Yo siento que lo que siempre voy a ser más que otra cosa es ser baterista. Eso también me ha dado una perspectiva más amplia y distinta. Creo que gracias a eso pude concebir cosas que si no hubiera tocado la batería, ahora no tendría ni de lejos el trabajo que he hecho.

Compusiste el disco con una técnica particular que era como una especie de composición automática. Lo que te venía a la mente lo escribías sin necesidad de hacer muchos cambios ¿lo planeaste así?

Fue un accidente. Como que las cosas en el nivel creativo son difíciles de planear. En otros discos llegaba y decía: «voy a hacer un disco de muchas guitarras» y terminaba haciendo un disco de puros teclados. Es complicado programar ese tipo de cosas.

El disco se dio de una manera muy espontánea en donde yo no tenia una pretensión de como iba a ser el disco sino que llegue a soltar esas ideas que había estado acumulando y no es que pretendiera hacer eso sino que de pronto puse rec y me puse a cantar encima de los acordes que había hecho y así pasó. Yo pensé que después iba a terminar corrigiendo y reescribiendo un montón de cosas pero después de oírlas, mu gusto como habían quedado, así de natural y así quedó.

Sobre tu nuevo disco, dijiste que era un historia con un inicio, un nudo y un desenlace ¿Para ti qué cuenta?

Todos los disco han tenido ese formato, entre los tres primeros discos hacían una historia completa, pero este ultimo disco es como un “borrón y cuenta nueva”. Creo que en lo general, de lo que habla es del  proceso personal de empezar de nuevo.

Habla un poco de todo, si lo comparamos con este tipo de narrativa (los discos anteriores)  son como distintos capítulos donde cada uno aborda temas diferentes, de pronto personales, con la experiencia general de vivir, desde estar con alguien, la retrospectiva de la infancia. Tiene muchos temas dentro de sí, pero el tema central es empezar de cero llega empieza desde cero ese es el espíritu del disco.

Mencionas diversas bandas cuando hablas de tus influencias ¿Siguen siendo vigentes o sientes que algunas ya no lo son tanto?

Las influencias se van sumando. Las influencias viejas, a lo mejor,  no las sigo escuchando con la misma frecuencia o hay unas que de plano ya las abandoné pero es música que se queda en el inconsciente.  No me parece sano, tampoco, escuchar la misma música que escuchabas hace 15 o 20 años. Es un poco enfermizo y no lo entiendo. Me gusta la nostalgia o ir a ver a alguien que significó mucho para mí, pero no podría estar perdiéndome todo lo que está sucediendo para solamente estar en el remember.

Sin embargo, actualmente hay un onda retro. Hay muchos estilos nuevos pero también una forma de traer sonidos “viejos”…

Es que no hay música vieja o nueva. Es nueva o vieja para uno, yo sí escucho música vieja pero no la misma que ya escuché. Descubro música vieja que nunca había escuchado, por ejemplo.

¿Un nuevo disco?

No planeado pero ya empiezo como a tener las primeras composiciones. La idea un nuevo disco siempre la tengo, por que hay necesidad de hacer nueva música y tengo ese ímpetu. No hay un plan específico osea que habrá un nuevo disco en algún momento.

Entrevista por Ayrton Gamarra / Cobertura: Gianfranco Huamán