Quedan poco más de dos semanas para el Festival Selvámonos 2017, para la fiesta en Oxapampa. Y así como el público, hay artistas que también vuelven a Selvámonos. Uno de ellos es La Nueva Invasión, grupo de cumbia fusión que forma parte del line up de esta novena edición. A propósito de esta presentación conversamos con dos de sus integrantes, Luis Antonio Vicente (voz principal) y Gonzalo Lissia (timbales).

¿Cómo se sienten por volver a Oxapampa?

Luis Antonio Vicente: Hemos estado esperando regresar a Oxapampa ya como cinco años (desde el 2012). Estuvimos cuando llevábamos recién un año como banda. Para nosotros fue importante participar ese año en Selvámonos. Sabíamos que era un escenario importante, sabíamos que un buen show podía marcar la diferencia y lo marcó, ¿no?. Creo que la banda creció mucho después de esa presentación a nivel de audiencia, a nivel de prensa y de convocatoria.

Gonzalo Lissia: Sí, fue un momento bien importante para nosotros también como banda porque nos hizo entender que de repente la banda tenía como una proyección diferente, ¿no?, dentro de la movida. Fue un espaldarazo así como se dice por parte de una organización que luego durante el tiempo se ha sostenido como una organización amiga como es Selvámonos, y en su momento fue importante.

LAV: Hay una relación de gratitud con ellos por la oportunidad que nos brindaron en ese entonces, siendo una banda nueva nos dieron un horario importante y bueno, no los defraudamos y aprovechamos la oportunidad.

Desde aquella vez, ¿han tenido esa sensación acá en Lima, desde esa experiencia en Oxapampa, esa sensación de ser tan bien recibidos?

LAV: Sí, en el Lima Vive Rock nos fue muy bien también y bueno ahora último también, el tema del festival que hubo para las donaciones, el Festival #UnaSolaFuerza también. Son cosas que marcan la diferencia y nos damos cuenta en realidad del potencial que tiene la Nueva Invasión de llegar.

 

 

Su estilo es muy particular, entonces de todos modos siempre que tocan conviven con estilos distintos ¿Qué les parece esta idea que tiene Selvámonos de juntar en un festival a distintos géneros musicales?

LAV: Creo que es lo que va ahora, creo que somos un país ya culturalmente diverso, nos damos cuenta en la comida. Nuestro estómago procesa primero la diversidad antes que nuestro cerebro. Y creo que este tipo de festivales ya no son una excepción a la regla sino que se está convirtiendo cada vez más en una especie de cosa reincidente, festivales que incluye diferentes géneros, diferentes estilos, pero hermanados con una sola idea. Creo que son festivales que convocan bandas que se preocupan tanto de la forma como del contenido de lo que transmiten y eso creo que es algo que está marcando un sello distintivo en varios festivales.

GL: Para mí lo de Selvámonos este año en particular creo que es una forma también de decirle al público en general de Perú, que a veces somos un poco, se podría decir, a veces somos un público un poco conservador; es decir sabemos lo que nos gusta, nos gusta lo clásico que está buenísimo lo clásico, pero también está bien abrirse a nuevas experiencias, abrirse a nuevas sonoridades, a nuevas bandas. Uno ahora, hoy por hoy, con la tecnología, uno no sabe la cantidad de música que se está perdiendo de repente escuchando la misma banda o de guiándose únicamente de lo que te manda la radio o lo que te mandan los medios masivos cuando en realidad hoy por hoy hay muchísima, muchísima música, muchísimo más creo yo que nunca en la vida sobre todo con la  facilidad que hay al acceso hoy día. Creo que quedarse en el mismo universo de cinco, diez, quince bandas creo que hoy día no le podrías decir a ningún joven, millenial o lo que sea decirle «¿qué eres?», antes era funky, metal… hay demasiado, ¿no?, creo que eso también está bueno.

LAV: Lo que dice él es bacán. Como que al público peruano sabe lo que le gusta pero a veces no sabe lo que le puede gustar. (GL: ¡Exacto!) Creo que hay muchas más cosas que el público peruano puede encontrar agradable al oído.

GL: Selvámonos está apostando también para eso y está bueno.

Ustedes hacen cumbia, pero no son solamente cumbia para bailar, también son cumbia para escuchar. Tiene un mensaje de fondo que normalmente va por el tono de la queja, de una crítica contra algo que aparentemente no les va.

LAV: El estilo de la Nueva Invasión no es un estilo reforzado desde algún lugar; o sea, tú no vas a ver una película y escuchas música similar a la Nueva Invasión. Tú no vas a una fiesta y escuchas la cumbia que hace los Hermanos Yaipén o Grupo 5, no es similar a la de la Nueva Invasión. Hay elementos en común pero nuestra cumbia es muy particular, ¿no? Es una cumbia que ha liberado un poco al género de esta necesidad de básicamente entretener como sea y dotarle una nueva potencialidad que es esta de contar diferentes tipos de historia, puede ser crítica social, pueden ser historias de vida, pero lo bacán de la banda es que la Nueva Invasión apuesta por contar historias con la cumbia, que se identifique con el público, más allá de las historias de amor o desamor.

GL: De hecho siempre han habido historias dentro de la cumbia pero tocar otras temáticas con ese ritmo ha sido creo un aporte de la banda.

LAV: Como que la hemos liberado un poco a la cumbia de esta temática del amor y del desamor, del sufrimiento amoroso.

Llevándola un poco más al rock al menos en su espíritu…

LAV: En su espíritu sí tenemos. Somos rockeros nosotros en nuestro inicio. Tenemos una actitud bastante rockera de presentar las canciones, de encarar el escenario; o sea, somos…