Van quedando pocas fechas de The End Tour y eso nos acerca inevitablemente al final de la trayectoria de la banda más influyente del metal. Lo que ahora nos toca presenciar por ello viene acompañado de un aire deprimente. La banda -después de 49 años desde su formación- se retirará de los escenarios y de la creación artística.

En los años 60, con toda la convulsión social existente y, al mismo tiempo, con la aparición y fortalecimiento de grupos como The Beatles o los Rolling Stones, surgió el grupo que llevaría las guitarras pesadas y los acordes bajos a la megafama.

Considerada fundadora del heavy metal y llamada alguna vez como “The Beatles of the Heavy Metal” (los Beatles del Heavy Metal) por la influyente revista Rolling Stone, Black Sabbath sin lugar a dudas se hizo un espacio en la historia del rock. Sus canciones, icónicas en su mayoría, han quedado grabadas no solo por sí mismas como obras de arte, sino por las consecuencias y la repercusión que tuvieron en la constitución de los estilos más hard del rock contemporáneo.

«Don’t look back. Live for today. Tomorrow is too late». – End of the Beginning

Por ello, a pesar de que no habrá un nuevo álbum de estudio o una próxima gira podemos afirmar que la historia de la banda no ha terminado. Solo por mencionar algunos ejemplos, bandas como Alice in Chains, Metalica, Disturbed o Slikpnot han sido influidos por la banda o por alguno de sus integrantes. Quizá más adelante saldrán más grupos que conmovidos por sus características melódicas rindan tributo a esta banda oriunda de Birminghan. Incluso, con la distancia histórica necesaria podremos darnos cuentas de las implicaciones que tuvieron en la última década, en el tiempo más cercano.

¿Qué hacer ahora? Lo que cualquier músico querría de sus fans. Se rinde el homenaje al artista y se disfruta de sus obras, dando oportunidad a aquellos que después vienen, porque así es como se forman las leyendas.

También te puede interesar: «Somos la generación que verá morir al rock clásico»

Gracias a una banda que ha generado tantos recuerdos a tantas personas y tanto ha hecho por la música. Black Sabbath dará su último concierto el 4 de febrero del 2017 en Birminghan, la ciudad que los vio nacer cuando aún llevaban el nombre de Polka Tulk Blues Band y según el propio Ozzy Osbourne esta no será “de aquellas giras” de despedida de las que al cabo de unos años se regresa. Este es el fin definitivo.